Nueva temporada y El Nacional debe afrontar los mismos problemas económicos, ahora en la Serie B. Los criollos tienen que cancelar o conseguir acuerdos de pago por cerca de 300.000 dólares para debutar la próxima semana en el torneo local.

Por medio de la Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (AFNA), el cuadro capitalino fue notificado de la suspensión por plazo vencido de deudas contraídas.

El pasado 2 de marzo, la Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol detalló mediante un comunicado una deuda “a la fecha” de $ 286.457,45 que deberá solventar el día hábil antes del inicio del campeonato de la Serie B, que los criollos tienen previsto frente a América, en calidad de visitante.

Son cuatro los rubros que la Ecuafútbol detalla de la deuda vencida de los criollos.

Uno a la misma AFNA por el valor de $ 175,727,98. Otro rubro a nombre de Ramiro Salazar a cargo del cuerpo técnico del DT colombiano Eduardo Lara, quien dejó el club en junio pasado, este monto correspondiente a tres cuotas vencidas de cuatro previstas, por un monto de $ 97.500.

Otros estrategas están en lista: el uruguayo Eduardo Favaro, con la quinta de 10 letras establecidas, esta por un monto de $ 6.924,47; y el extécnico de la reserva, Pablo Amaya, a quien se le adeudan las cuatro letras establecidas, con un monto de $ 6.305.

Estas son deudas vencidas, sin ser las únicas que afronte el club para esta temporada, pero son las que la dirigencia encabezada por Lucía Vallecilla debe solucionar para tener al equipo en cancha en el inicio del torneo de la Serie B.

Esta suspensión se suma a otras tres sanciones que recibió el club el 2020, lo que decayó en la no presentación del equipo en la décima jornada de la segunda etapa cuando debió recibir a Guayaquil City, con los criollos ya en un tobogán de situaciones que los llevaría al descenso. (D)