Verónica Coello Moreira

  • Andábamos sin buscarnos

    ¿Será que la vida puede mantenernos cerca de la persona perfecta para nosotros sin permitir que la veamos...?

  • Bailar bajo la lluvia

    (...) creo que las mujeres de mi familia siempre se han encargado de volver luz los momentos de oscuridad...

  • Febrero

    Hago mía esta frase de Jim Morrison: “Un amigo es alguien que te da total libertad para ser tú mismo".

  • 50 años después…

    El ingeniero y su flaquita siguen... mirándose con esa ternura que encierra el recuerdo de una vida plena.

  • Somos nuestras elecciones

    (...) abramos nuestro corazón para soltar aquellas palabras o situaciones que nos lastimaron, rescatemos solo lo bueno...

  • Ahora, mañana es tarde

    Creo que llega un momento en el que debemos tomar las riendas de nuestro futuro, sin esperar aprobación o validación de nadie.

  • Como una ola

    Cuando escuché la metáfora sobre el mar y nuestra determinación, comprendí que nunca es tarde para tomar las riendas de nuestra vida.

  • Tiempo de cambios

    Es importante andar ligeros de equipaje en estos momentos en que las apariencias pesan más que los valores.

  • Estamos a tiempo

    Es momento de darnos la oportunidad de elegir alguien que maneje una visión social, priorizando la educación y que tenga la fortaleza para tomar decisiones.

  • El momento apropiado

    La imagen del mesías, el hombre que tiene todas las herramientas para salvarnos, sigue vigente.

  • El amor después del amor

    Esta columna la dedico a la vida que se ríe de nosotros y puede tenernos muchos años buscando la felicidad.

  • Mujer y madre

    Deseo que aquellas madres que se encuentran solteras o divorciadas logren coincidir con gente que las ame, respete y valore como mujeres.

  • Estamos a tiempo

    Hay un momento en el que debemos detener el paso y revisar si estamos viviendo, sobreviviendo o solo respiramos por inercia.

  • Sin máscaras

    Corolario, con los años he aprendido que las casualidades no existen, que una sospecha usualmente se convierte en certeza.

  • Gente luminosa

    La mejor parte para mí fue cuando ella me tomó la mano y avanzamos juntas para agradecerle al público, estábamos felices.

  • Ahora es el momento…

    Este año que empieza lo siento como el momento de obligarme a tener el valor para mirar dentro de mí.

  • 10 minutos

    Creo firmemente que la vida termina demasiado rápido, aunque vivamos con la arrogancia de quien olvida que somos mortales con fecha de expiración.

  • Silencio

    Creo que es fundamental volver al silencio, huir del ruido que aturde, para desde la claridad tomar mejores decisiones. El país lo necesita.

  • Miedo y rabia

    Desde el desamparo en el que está sumido Ecuador, escribo estas líneas con poca esperanza de cambio, cobijada en la desazón que me generan las autoridades.

  • La rabia como espejo

    ¿Desde qué superioridad moral nos atrevemos a juzgar a quien peca, actúa o disfruta distinto que nosotros?

  • Viaje en moto

    Cuando vamos solos por la carretera de la vida, es nuestro momento de aprendizaje y reflexión.

  • Aves de paso

    Tratar de retener a alguien que quiere irse implica un desgaste emocional que afecta hasta nuestra autoestima.

  • Amos de nuestro destino

    Es importante soltar la culpa, empezar a perdonar y perdonarnos. Estamos a tiempo, tenemos el resto del año para emprender y cumplir con los propósitos.

  • El espejo

    Como mi maternidad fue deseada, en los momentos duros recuerdo la ilusión con la que las esperaba y las cosas mejoran.

  • Verano invencible

    No todos los días son coloridos ni llevan música para bailar, y lo interesante es comprender que está bien.

  • No estamos solas

    Debemos dejar de romantizar el acoso disfrazado de piropo y empezar a normalizar el respeto por el cuerpo de los demás.

  • Rosas de madera

    ¿Qué es lo importante? La respuesta es sencilla: poder ser nosotros mismos viviendo en paz y con libertad.

  • ¿Qué esperar del 2022?

    Es imperativa una actitud optimista frente al porvenir para actuar, y no esperar que las autoridades resuelvan todo.

  • Vencer miedos

    La gente que vive en paz es así, se le nota en la mirada, no tuitea sobre cosas bonitas, las practica en la vida real.

  • ¡Sigue tu cometa!

    Mientras nuestra mochila de prejuicios, miedos y vivencias del pasado sea más ligera, podremos avanzar más lejos.