Tener altos niveles de colesterol en la sangre, aumenta las posibilidades de desencadenar una enfermedad cardiovascular.

Si bien, de acuerdo a Clínica Mayo, necesitamos colesterol para producir células sanas, cuando el colesterol malo aumenta, existe el riesgo de que se formen depósitos grasos en los vasos sanguíneos, dificultando que la sangre fluya a través de las arterias.

Por ello, tener una alimentación sana y actividad física constante, permitirá que el corazón reciba la sangre que necesita.

Si tienes el colesterol alto no consumas lo siguiente: sustitutos de crema para el café, pizza de masa refrigerada, margarinas, cotufas de horno de microondas, alimentos fritos, galletas dulces, ni tortas. (F)