Mañana es el Día de los Reyes Magos y los católicos lo celebran asistiendo a misa, a la que muchos llevan al Niño Jesús de su pesebre. También hay una tradición que según la historia nació con los romanos y luego se vinculó con los personajes bíblicos, llenando de sabor los últimos días de la temporada navideña.

La dulce rosca de Reyes en Ecuador se degusta toda esta semana y la ofrecen en cafeterías y hoteles, además de las panaderías y pastelerías (ver página 12 de Gran Guayaquil).

Los romanos acostumbraban a celebrar al dios Saturno después del solsticio de invierno, donde los días comienzan a ser más largos hasta alcanzar la primavera, y lo hacían con un pan redondo que se considera dio origen a la actual rosca de Reyes. En la Edad Media, los cristianos tomaron esa antigua costumbre para celebrar el nacimiento de Jesús el día que fue visitado por los Reyes Magos.

Se cree que a Ecuador llegó desde España, país que la adoptó de Francia. En la actualidad, la rosca de Reyes escribe su propia historia. Cada año en el hotel Oro Verde se observan largas filas de quienes la demandan. Se oferta a $ 9,50.

Publicidad

En Sal y Pimienta, del hotel Hilton Colón, se la venderá hasta el 10 de enero a $ 10,30.

En el hotel Sonesta también hay rosca de Reyes hasta el 10 de enero. Su costo es de $ 8 y rinde entre seis y siete porciones, según se informó por vía telefónica a este Diario.

La cadena Mi Comisariato, en su sección Mi Panadería, también elabora una rosca de Reyes especial que en sus locales se ofrece a $ 8,50.

Además, la ya tradicional cafetería ecuatoriana Sweet & Coffee la incorporó a su línea desde diciembre de 2012. Con su gerente de Marketing, Enrique León, nos contactamos para conocer detalles del ‘dulce’ que preparan solo hasta mañana.

Él asegura que la rosca de Reyes de Sweet & Coffee es elaborada de forma artesanal y que han desarrollado su propia fórmula para la masa. “La receta Sweet & Coffee nace de una tradición familiar. Nuestra gerenta de Producción y copropietaria recuerda con alegría el sabor y textura de la roca de Reyes que se compartía en familia. La masa de la rosca es rellena con crema inglesa, la cual se aromatiza con almendra y naranja. Se rellena de frutos secos y frutas confitadas y se termina decorando con cerezas y crema”, explica.

León señala que durante esta semana se prevé comercializar en sus locales de Quito y Guayaquil 4.000 roscas a $ 8,95 cada una. (E)