Un académico y una diputada francesa publicaron en la web el viernes pasado el famoso Diario de Ana Frank, en versión holandesa, contra la voluntad del Fondo de Ana Frank (institución con sede en Suiza) que es dueño de la obra de la joven judía.

“Ana Frank murió en 1945 (en el campo de concentración de Bergen-Belsen), por lo tanto, el 1 de enero de 2016 su libro pasaba a ser de dominio público”, dijo Olivier Ertzscheid, académico e investigador en el campo de la información.

La legislación francesa, de conformidad con una directiva europea de 1993, establece que una obra pasa a dominio público el 1 de enero que sigue a los 70 años de la muerte de su autor o del último autor vivo.

El viernes pasado también entró a dominio público el libro antisemita de Adolf Hitler. (I)