Otra manera de aportar al medioambiente reciclando objetos y dándoles otra función es más que posible.

Una muestra de ello son los neumáticos de vehículos, que luego de cumplir su vida útil pueden ser transformados en una pieza de decoración muy originales.

Los ejemplos van desde un sofá, una mesa, una cama para mascotas, un macetero, envases de reciclaje, un sillón, un paragüero (mueble donde se colocan paraguas), escaleras para armar un lugar de juegos infantiles, lámpara, columpio, pufs, entre otros. Así lo muestra una nota del sitio enfemenino.com.

Todo depende de la creatividad para pensar en qué lo puede convertir, darle forma y una mano de pintura. (E)