El tenista serbio Novak Djokovic lleva una dieta libre de gluten, sustancia que se encuentra en los cereales, que posee un gran valor nutricional, un alto índice de proteínas y bajo contenido de carbohidratos.

Su éxito deportivo y su buen rendimiento se debe, según ha declarado, a este régimen nutricional que lo ha motivado incluso a publicar Serve to win, un libro en el que explica en qué consiste su especial alimentación y cómo se puede alcanzar la excelencia mental y física.

Pero lo que es ideal para unos, no lo es para todos y, en este caso, no existe un estudio que corrobore que una dieta libre de gluten puede mejorar el rendimiento de los deportistas. Así lo apunta la nutricionista Lorena Miranda.

Publicidad

Ella explica que de los granos y semillas se obtienen hidratos de carbono, fibra, vitaminas del complejo B, potasio, hierro, selenio, magnesio y proteínas que el organismo necesita para elaborar enzimas y hormonas.

En tanto, la especialista en nutrición Éricka Borbor indica que a menos que sean celíacos o tengan sensibilidad al gluten, los deportistas no deberían removerlo de su alimentación.

Borbor añade que la deficiencia de Ig A (una proteína sanguínea), la dermatitis hipertiforme (sensibilidad de la piel por causa del gluten) y la enfermedad inflamatoria intestinal deben sumarse a la lista de casos indicados para una dieta libre de gluten, pero enfatiza que al margen de estas condiciones, este sería un régimen no recomendable para la población general.

Publicidad

 

Alimentos: Con gluten
Harinas, sémolas o féculas:
De trigo, cebada, avena, centeno; panes, bollos, bizcochos, pasteles y todo tipo de pastas.

Publicidad

Bebidas: Hechas con malta, destiladas o fermentadas a partir de cereales.

Otros: Embutidos (menos los de calidad extra), quesos, lácteos, higos secos, golosinas y colorantes alimenticios.