A nivel mundial se están dando rebrotes preocupantes de contagios de COVID–19, pese a que algunos países tienen vacunadas con dos dosis a más del 70 % de su población.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) está haciendo serias advertencias de las consecuencias de estas nuevas oleadas de contagios principalmente en Europa y Estados Unidos. En nuestro país también estamos viendo incrementos en los contagios y en la ocupación de servicios médicos que atienden esta patología, y estamos lejos de alcanzar el 85 % de nuestra población vacunada con las dos dosis.

Los entes oficiales dicen que los incrementos no son preocupantes. ¿Qué cantidad de enfermos debemos esperar para preocuparnos si ya se están observando incrementos en los indicadores de contagios? Con este virus no se puede ser permisivo por ‘bajos’ que sean los datos estadísticos. Se empezó la asistencia a clases presenciales; vienen las festividades de Navidad y fin de año, más la gran actividad comercial que moverá grandes cantidades de personas en las calles, los transportes públicos, almacenes, bancos y centros comerciales; entiendo que las autoridades deben saber que a más movimiento de personas, más posibilidades de contagio, lo que es sumamente preocupante. El COE de Babahoyo solicitó a las autoridades distritales del Ministerio de Educación que postergue las clases presenciales, ojalá sean escuchados. Están priorizando la economía sobre la salud. (O)

José Adolfo Chang, ingeniero industrial, Guayaquil