Como una lección magistral de ciencia política debe calificarse el discurso por el bicentenario de la independencia de Guayaquil pronunciado por el ex alcalde de Guayaquil abogado Jaime Nebot Saadi, el 9 de octubre.
Con un conocimiento histórico de las realidades del Ecuador, de los desafíos, y retos que nos depara el futuro, plantea una nueva visión en las relaciones entre el Estado y los ciudadanos. Relación en la que deben destacarse conceptos como: justicia, dar a cada cual lo suyo el Estado a las comunidades que lo forman, participación subsidiaria del Estado en apoyo a lo que puedan hacer actividades privadas o comunes, fomentar la participación de todos los ciudadanos en las organizaciones políticas regionales, provinciales y cantonales, una democracia plebiscitaria donde el Estado promueva y respete las decisiones que tomemos los ciudadanos. Estos y otros conceptos dentro de un profundo patriotismo nacional de unidad..., como un Estado que sirve a sus ciudadanos y no que se sirve de ellos. (O)
Marco Barrera Quintana, abogado, Quito