¿Qué teme?

2 de Agosto, 2018
2 Ago 2018
2 de Agosto, 2018 - 00h28
2 Ago 2018

Bélgica está fuera de la lista de los países violentos. Luego de los ataques terroristas del 2016, su seguridad se fortaleció y sigue siendo un destino recomendado para muchos turistas, entonces, ¿por qué Correa está tan preocupado por su integridad que necesita guardaespaldas extranjeros protegiendo su andar?

Con temor a equivocarme pensaría que el proceso regular es que luego de que un presidente culmine sus funciones, mantenga un pequeño número de custodios por un periodo corto, considerando el tema de un ataque proveniente de algún resentido que quiera aprovechar que el político está fuera del poder, para tomar algún tipo de represalia personal, pero mantener un fuerte cuerpo de seguridad estando tan lejos del país, me inquieta.

Tal vez no lo comprenda, porque las referencias que manejo son hombres como el doctor Gustavo Noboa, a quien en la actualidad es muy común encontrarlo en la misa dominical acompañado de su esposa, o verlo ocasionalmente como invitado por algún colegio o universidad, ofreciendo alguna de sus interesantes charlas, sin ninguna seguridad adicional que el aplomo en cada uno de sus pasos. Esto, por no mencionar a José María Velasco Ibarra, cinco veces presidente, quien predicó con el ejemplo la austeridad hasta el último de sus días, inclusive durante su exilio en Buenos Aires, él y su esposa, se movilizaban en transporte público.

Además, es necesario recordar que los expresidentes mencionados vivieron crisis nacionales y personales estando en la presidencia, teniendo que tomar decisiones difíciles y hubo mucha gente descontenta, pero luego de que su periodo terminara, volvieron a su vida sin escándalos, ni la necesidad de una escolta fuertemente armada siguiendo cada uno de sus pasos.

Entonces, surgen mis interrogantes de esa imperiosa necesidad que tiene nuestro ex en mantener una corpulenta seguridad extranjera. ¿Temerá que una multitud de ecuatorianos viaje para atacarlo? Quizás, debería saber que el grupo de coterráneos con posibilidades económicas y tiempo, para gastarlo en semejante hazaña, debe ser muy limitado. De repente, piensa que allá también tiene enemigos políticos, aunque imagino que pese a la globalización, muy pocos ciudadanos belgas estén interesados en la política ecuatoriana. A veces, los peores demonios viven dentro de nosotros acosando nuestra conciencia, desconozco si ese es su caso, pero quisiera saber cuál es su motivación para mantener un cuerpo de seguridad digno de gente poderosa o rockstars, y seguir empeñado en evitar que la prensa independiente informe a la ciudadanía lo que está ocurriendo, como lo evidencia el troll center que ataca virulentamente al grupo de periodistas empeñado en ir a visitarlo y dar a conocer cómo vive ahora, que ya no ejerce su cargo presidencial y lo rodean diversos temas polémicos. Debe ser desconcertante haber gozado de prepotente poder durante una década y terminar temiendo hasta de un hombre delgado con menos de 1,70 m de altura, quien tiene como “arma” un celular.

Finalmente, recordemos las palabras de Martin Luther King: “El arco del universo moral es largo, pero se dobla hacia la justicia”. Nadie está por encima de la ley y el debido proceso debe cumplirse, imagino que tal vez, eso puede asustar. (O)

¿Qué teme?
Bélgica está fuera de la lista de los países violentos. Luego de los ataques terroristas del 2016, su seguridad se fortaleció y sigue siendo un destino recomendado para muchos turistas, entonces, ¿por qué Correa está tan preocupado por su integridad que necesita guardaespaldas extranjeros protegiendo su andar?
2018-08-02T00:28:09-05:00
El Universo

Te recomendamos