En las cercanías de un puesto policial que está abandonado y de un centro de salud se dio el ataque múltiple que mantiene en zozobra a los vecinos de la cooperativa Ana María de Olmedo, en el cantón Durán.

Allí, alrededor de las 22:00 de este sábado 11, sujetos arribaron en un automóvil y dispararon en contra de un grupo de personas que compartían un festejo.

Nueva balacera en Durán: al menos seis muertos en ataque registrado en la cooperativa Ana María de Olmedo

En videos se observó que los afectados estaban inicialmente en el patio interior de un domicilio y compartían una reunión.

Publicidad

Posteriormente al ataque, los cuerpos de los afectados quedaron tendidos en el interior de la vivienda, en una acera y cerca de la cancha de un parque. Aparentemente, en el afán de evitar el ataque, algunos trataron de buscar resguardo, pero fueron alcanzados por las balas de los sicarios.

La Fiscalía General del Estado detalló que en ese barrio hubo siete personas fallecidas y otras dos heridas. Por este caso y el suscitado en los exteriores del estadio Capwell, la entidad inició —de oficio— una investigación por las muertes.

Equipos de Policía y Fiscalía colaboraron en el levantamiento de los cadáveres, recolección de indicios y otros vestigios.

Publicidad

Esta mañana, una vela permanecía encendida al pie del puesto policial abandonado, donde quedó tendido uno de los cuerpos. En el interior de este puesto apenas queda un árbol navideño y restos de escritorio.

Al arribo de la prensa, esta mañana, algunos vecinos ingresaron a sus hogares y evitaron dar declaraciones. Otros, en medio del nerviosismo, contaron que solo escucharon las detonaciones y clamaron por mayor seguridad.

Publicidad

‘Lo de ayer en las inmediaciones del estadio Capwell es extremadamente grave’: presidente de la Liga Pro anuncia refuerzo de seguridad para el Clásico

Entre ellos dijeron desconocer si el caso se puede tratar de un conflicto entre las bandas que se disputan el territorio para la comisión de delitos, como el tráfico de drogas.

“Estamos en un cantón muy peligroso; cada día se matan”, dijo un vecino que circulaba por la zona.

Por ahora, la Policía no ha emitido un pronunciamiento oficial de este caso ni de la balacera ocurrida en las inmediaciones del estadio Capwell.

En ese caso hubo dos personas muertas y seis heridas, según datos de Fiscalía. (I)

Publicidad