En pocas horas, al menos cinco hombres fueron asesinados y una niña resultó herida en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), elevando a más de 550 la cifra de muertes violentas.

A las 20:00 se reportó un asesinato en la cooperativa Flor de Bastión, en el distrito Pascuales. Ahí un hombre fue acribillado cuando caminaba hacia su vivienda. Sicarios en moto habrían ejecutado el crimen. El cuerpo de la víctima fue llevado a la morgue.

Una hora después, en la cooperativa Juan Montalvo, hubo otro asesinato. Dos hombres que libaban en una esquina fueron baleados; uno de ellos llegó sin vida al hospital, el otro falleció horas después. Hombres en moto también actuaron en este crimen.

Un hombre fue acribillado en el malecón del Buijo Histórico, en Samborondón

En el sur de Guayaquil se reportó otro asesinato. Una familia regresaba de una fiesta cuando sujetos, también en moto, les dispararon. Ocurrió en la cooperativa Unión de Bananeros.

Publicidad

El padre de familia murió debido a varios impactos de bala, mientras que su hija de 6 años resultó con dos heridas. Pese a esto, la niña se encuentra estable, informó la Policía Nacional.

Los investigadores contaron que al blanco del ataque ya habían intentado matarlo semanas atrás, pero solo había resultado con una herida menor.

Esta vez los sicarios acabaron con su vida y su cuerpo fue levantado por personal de Medicina Legal y trasladado a la morgue de Guayaquil.

Pero no fue el único hecho. Eran las 22:30 del viernes cuando Jaime Villagómez Fayad y su novia comían en la Plaza Gastronómica de El Buijo Histórico, en Samborondón. Hasta ese lugar llegó un hombre armado que disparó al joven de 32 años mientras estaba en una mesa con algunas personas.

Publicidad

Guayaquil, mayo 21 de 2022.- Asesinato en Buijo histórico. Foto Carlos Barros/El Universo. Foto: El Universo

El victimario llegó en una moto, ingresó al malecón y caminó directamente hasta la mesa de Villagómez, le disparó cinco veces y luego huyó con su cómplice que lo esperaba afuera.

El teniente coronel Náicer Masón, jefe policial de Samborondón, indicó que aunque el joven no registraba antecedentes penales, se presume que se trató de una muerte selectiva, pues no le robaron nada.

La mañana de este sábado al lugar del crimen llegaron algunos agentes de la Unidad de Muertes Violentas (Dinased) para revisar una cámara de seguridad ubicada en el patio de comidas. Esperan que esas imágenes les permitan identificar a los involucrados.

El Municipio samborondeño remitió un comunicado en el que señaló que envío a la Policía y Fiscalía material audiovisual para las investigaciones.

Publicidad

“Como Alcaldía reafirmamos el compromiso de seguir dotando con herramientas a la autoridad competente en materia de seguridad”, se indicó en el documento difundido en redes sociales.

Por su parte, el jefe policial indicó que en lo que va del año 2022 en Samborondón se han registrado ocho muertes violentas: tres cuerpos que llegaron a través del río a su distrito, un asesinato por disputa de tierras, uno por amenaza y tres sicariatos por ajuste de cuentas. (I)