Mariana y sus cuatro hijos pasaron un susto al ser víctimas de un atentado con un artefacto explosivo. El hecho ocurrió en su casa, en la cooperativa Nelson Mandela 2, en la isla Trinitaria, a la medianoche de este domingo 5 de junio.

Ella contó que dos de sus hijos: una joven de 18 años y un niño de 13, estaban en la sala de la vivienda viendo televisión cuando notaron que abajo de la puerta estaba una luz extraña.

Violencia de bandas criminales se recrudece a través del uso de explosivos; expertos en seguridad advierten que se requieren medidas más eficaces para combatir a la delincuencia organizada

“Algo estaba encendido y vieron por la ventana que era un taco. Ellos vieron la llama por abajo de la puerta y me fueron a avisar. Intentamos llamar a algún familiar para que viniera a revisar, pero nadie nos contestó”, relató la madre de familia.

Ella mencionó que desde el final de la casa vieron cómo la llama se apagó y a los poco segundos hubo la detonación que desprendió una puerta metálica que salió volando.

Publicidad

“Si mis hijos no se hubieran dado cuenta y eso explotaba, me los mataba”, comentó la mujer y agregó que luego se enteró de que un hombre sospechoso había estado preguntando de casa en casa por su expareja y padre de sus hijos, de quien se separó hace meses.

“Él ya hasta tiene otro hogar y lo han venido a buscar acá”, dijo la mujer que admitió que su expareja sí tiene antecedentes.

Mientras tanto, los hijos de Mariana se fueron a la casa de sus abuelos para estar a buen recaudo. Esto en tanto que ella supervisa que se arregle la puerta metálica para asegurar sus pertenencias.

Ataques con explosivos, extorsiones y crímenes, los males que obligan a cerrar negocios en Esmeraldas, una de tres provincias con estado de excepción

Hace casi dos meses otro artefacto explosivo se reportó en la misma cooperativa. Ocurrió la primera semana de abril y un vehículo fue afectado por la detonación.

En lo que va del año 2022 en la Zona 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán) ya contabilizan cerca de 50 procedimientos con explosivos. De esos, 15 han sido retirados de los sitios donde los han instalado para luego pasar por procesos de detonación controlada. (I)