Esmeraldas

Con heridas de gravedad ocasionadas con un machete fue rescatado un perro llamado Wilson, que defendió a una mujer de ser atacada por su conviviente, en la parroquia rural San Francisco del Cabo, del cantón Muisne, en el sur de la provincia de Esmeraldas.

Al escuchar los gritos de auxilio de la mujer y los lamentos del perro, moradores llamaron a los policías del retén de esta parroquia para que atiendan la emergencia, el jueves de esta semana.

Publicidad

El incidente se habría generado ante una situación de violencia intrafamiliar en la que el agresor intentaba provocar heridas con un arma cortopunzante (machete) a su cónyuge.

La acción fue impedida por el can Wilson, que recibió varios cortes que le provocaron heridas graves que lo mantienen en estado crítico, según el parte policial.

Los uniformados desarmaron al ciudadano José Luis P. e inmediatamente fue aprehendido para ser puesto a órdenes de la autoridad competente.

Publicidad

Rinden homenaje póstumo a mujeres víctimas de femicidio en Esmeraldas

El atacante, al parecer, se encontraba en estado etílico cuando sucedió el incidente.

No se dieron más detalles sobre el estado de salud del animal, que fue atendido por un veterinario de Muisne.

Publicidad

En otra operación policial fueron aprehendidos Karen M., de 38 años; Yesenia S., (19) y Mario S.,(18), presuntos implicados en el robo a un domicilio en la parroquia Vuelta Larga, del cantón Esmeraldas, el viernes 15.

El hecho ocurrió en horas de la madrugada, donde los presuntos sospechosos ingresaron a una vivienda en la cual se habrían sustraído varios enseres y accesorios tecnológicos, informó la Policía Subzona Esmeraldas.

Luego de la ubicación de las tres personas, los agentes encontraron como indicios dos televisores, dos refrigeradoras, un tanque de gas de uso doméstico y tres animales de corral (gallinas).

Mientras en Santo Domingo, en la provincia Tsáchila, un hombre y una mujer fueron aprehendidos por agentes policiales, por el presunto delito de extorsión con amenazas a un comerciante de la localidad.

Publicidad

Los sujetos se comunicaron con la víctima mediante mensajes de texto por teléfono, exigiendo con intimidación elevadas sumas de dinero, reveló Emerson Ubidia, jefe policial Subzona Santo Domingo. (I)