Esmeraldas

Tres internos que se fugaron del Centro de Rehabilitación Social Bellavista, de Santo Domingo de los Tsáchilas, fueron recapturados por la Policía Nacional en una localidad rural del cantón Quinindé, centro de la provincia de Esmeraldas.

La aprehensión se realizó entre el martes y miércoles de esta semana. Dos de ellos fueron localizados en San Ramón; uno, de nacionalidad mexicana, se fugó el día del amotinamiento y posterior masacre en el módulo de máxima seguridad.

Gobierno ofrece recompensas de $ 500 a $ 3.000 para recapturar a reos fugados de la cárcel de Santo Domingo

Mientras, un tercer preso fue aprehendido en el sector de Telembí, también en Quinindé, cuando se realizaba el registro a un bus interprovincial de pasajeros. Al notar la presencia policial adoptó una actitud evasiva y nerviosa, lo que motivó verificar sus datos en la lista de fugados del centro Bellavista, según se indicó.

Publicidad

Este ciudadano se encontraba en el pabellón B de máxima seguridad, según los registros del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI).

Los aprehendidos fueron llevados a la Policía Judicial de Esmeraldas para el trámite respectivo de traslado a la provincia Tsáchila.

Mientras, en los pabellones de la cárcel Bellavista fueron hallados en caletas armas y explosivos.

Los uniformados hallaron 5 armas de fuego tipo fusil, 11 pistolas, 3 revólveres, 2.500 municiones de diferentes calibres, 4 granadas y 7 artefactos explosivos tipo artesanal.

Publicidad

El material bélico se habría utilizado durante el amotinamiento y enfrentamiento entre dos grupos delincuenciales, la madrugada del lunes 9 de mayo.

También un pequeño lagarto, equipos de sonido, cuchillos y varios objetos más se localizaron en el penal, en otro operativo del SNAI y Fuerzas Armadas.

¿Qué provocó el amotinamiento en cárcel de Santo Domingo? Un traslado, un ‘habeas corpus’ y fraccionamiento de bandas, entre motivos

El Gobierno ofreció recompensas de entre $ 500 y $ 3.000 a quienes proporcionen datos que ayuden a localizar a 20 internos que todavía no habían sido ubicados (hasta el martes) por las autoridades.

Durante el motín del lunes se escaparon del recinto carcelario 220 prisioneros, de los cuales ya habían sido aprehendidos 200 hasta ese día.

Se anunció la publicación de una lista con los datos de los internos que faltan por recapturar. (I)