Tres internos heridos del Centro de Privación de la Libertad (CPL) de El Inca, ubicado en el norte de Quito, ese fue el saldo de una riña por motivos sentimentales que se produjo en el pabellón Guerreros de Luz, la mañana de este jueves. La pelea entre internos habría empezado poco antes de las 10:00.

A dos asciende la cifra de muertos por riñas en la Penitenciaría del Litoral; la mañana de este lunes los incidentes se reactivaron por cuarta ocasión

El comandante del Distrito Metropolitano de Quito, general César Zapata, explicó que inicialmente lo que el oficial encargado del CPL conoció, por alerta de un interno, fue que existía la posibilidad de un amotinamiento. Al revisar las cámaras de seguridad del centro se observó que existía humo en el pabellón conocido como Guerreros de Luz y se decidió actuar inmediatamente con agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Nacional.

Ya en el interior del pabellón, el grupo de policías fue impedido del ingreso por privados de libertad que los amenazaron con armas cortopunzantes. Para tomar el control del pabellón y evitar que se convierta en una amotinamiento, en el lugar se lanzaron gases lacrimógenos.

Riñas ocurridas el fin de semana en la cárcel de mujeres dejan a una interna acribillada y a otra desfigurada

Ya controlada la situación y mediante versiones recabadas, dijo el general Zapata, se confirmó que no se trataba de un amotinamiento sino que era una riña a causa de algo sentimental, un problema con la esposa de uno de los privados de la libertad. Producto de la riña tres internos habrían quedado heridos: uno fue llevado a un hospital cercano, mientras que los otros dos fueron atendidos en el mismo CPL de El Inca, centro en el que actualmente se encuentran 1.170 personas, pese a que su capacidad es solo para 500.

Al tener contratiempos en el lugar debido a internos que poseían armas blancas, la Policía y la seguridad penitenciaria resolvieron hacer una requisa, en la cual se decomisaron varios teléfonos celulares y una cantidad aún no determinada de armas cortopunzantes.

Según las autoridades del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), quienes iniciaron el altercado, que pretendía ser usado por otros internos como plataforma para un amotinamiento, serán trasladados a otros CPL. El director del SNAI, Fausto Cobo, indicó que dos de los que iniciaron la riña son señalados por el resto de internos como personas que cometen abusos y una serie de ilegalidades en el CPL de El Inca. (I)