Manta, MANABÍ

Dos de las cuatro víctimas que dejó el último atentado múltiple suscitado en Manta la noche del pasado domingo tenían antecedentes penales. Tres son hermanos: Robinson Wilfrido, Jhonny Gabriel y Évelyn Valeria, mientras que la otra víctima de este atentado fue Aldrin Álvaro Vélez Burgos.

El ataque se dio pasadas las 18:00 del domingo, a la altura de la urbanización Sariland, en el sur de Manta. Los disparos, según testigos, habrían comenzado a darse desde la entrada a la comunidad de San Juan, ubicada a unos 300 metros de donde quedó el automotor con las víctimas.

MANTA, Manabí. La policía levantó 46 indicios balísticos en el lugar donde se produjo el asesinato de cuatro personas. Foto: Cortesía Jaime Pin

Jhonny Gabriel tenía registros policiales por tráfico de drogas, daños materiales y receptación, mientras que Vélez reportaba un antecedente en el 2020 por receptación, acción que fue archivada ese mismo año.

Publicidad

En la escena del crimen, los agentes policiales levantaron 46 indicios balísticos, proyectiles usados que iban desde 9 milímetros hasta calibre 7.62, de fusil, según Patricio Almendáriz, jefe del distrito de Policía de Manta.

El mismo jefe policial indicó que las víctimas retornaban tras una visita a la playa de San Mateo. Tres de los fallecidos fueron hallados en el vehículo en el que se movilizaban y una víctima más quedó a unos 30 metros.

Paúl Revelo, jefe de Criminalística de Manta, dijo que la investigación se inició para identificar su origen y el porqué del atentado que también dejó herida a una mujer.

En Manta, una familia que iba en un auto fue acribillada; hay cuatro hombres muertos y una mujer herida

La policía consideró que la niña se salvó porque Évelyn, una de las víctimas del atentado, la habría ubicado en el piso del auto y así evitó que la alcanzaran las balas. Gínger Mesías, fiscal de turno, indicó que la menor tras el atentado ya fue entregada a sus familiares.

Publicidad

Almendáriz dijo que los sicarios, de acuerdo con versiones de testigos, se movilizaron en dos autos, uno de estos de alta gama.

Este atentado múltiple incrementó el número de muertes violentas en Manabí a 89, en los primeros 87 días de lo que va del 2022. Por primera vez en este año y en el último lustro la cifra de crímenes supera el promedio de un asesinato por día en esta provincia.

La semana pasada, Rodny Chávez, jefe de la Subzona 13 de Policía, indicó que en lo que va del 2022, en el 90 % de las muertes habría relación con actividades ilícitas, principalmente ligadas al narcotráfico; de los asesinatos registrados en este año, en once ya se resolvió o se detuvo al causante de los hechos. (I)