Policías y militares que acudieron al sector conocido como Puerto Lisita, en el Guasmo sur, lograron detener a una banda de microtraficantes tras la denuncia de una disputa barrial.

Ocurrió esta semana, cuando una llamada de auxilio informó que individuos reunidos en una casa ubicada en la cooperativa Velasco Ibarra estaban disparando al aire y amenazando a vecinos del sector.

Cuando los uniformados llegaron al lugar, encontraron a tres personas afuera de la vivienda con armas de fuego. Al notar la presencia policial, optaron por ingresar al domicilio y resguardarse, informó la institución.

Los uniformados solicitaron refuerzos e ingresaron a la vivienda. Ahí hallaron a diez personas, tres de las cuales estaban armadas. En el inmueble además se encontraron drogas: 121 gramos de marihuana, 17 gramos de cocaína y 5 gramos de heroína . También encontraron dinero en efectivo, una balanza electrónica, cuatro celulares, radios de comunicación y dos motocicletas.

Publicidad

Según investigaciones preliminares, los detenidos pertenecerían a una agrupación delictiva dedicada al microtráfico, con un territorio de acción en todo el sector sur. No se descarta que estén involucrados en otro tipo de delitos, como sicariato.

La Fiscalía del Guayas procesó a los diez presuntos integrantes de la banda delictiva.

En la audiencia de flagrancia, desarrollada en la Unidad Judicial Sur Valdivia, el fiscal de turno presentó como elementos de convicción los partes de aprehensión e informativo, el acta de verificación y pesaje de la droga incautada, las evidencias recolectadas en el allanamiento al inmueble, droga, dinero en efectivo e implementos de pesaje de sustancias catalogadas a fiscalización, entre otros.

El juez acogió el pedido de Fiscalía y dictó prisión preventiva para Víctor Manuel V. B., Byron Stiven V. M., Sergio Arturo S. A., Luis Enrique V. P., Jonathan Geovanny R. M., Roger Fernando R. S., Ramiro José R. S., Raúl André L. Q., Diego Francisco Q. M. y Josmel Josué G. G. (venezolano). Dispuso su traslado inmediato al centro carcelario de esta ciudad.

La Fiscalía procesó este caso con base en el artículo 370 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona el delito de asociación ilícita con pena privativa de libertad de tres a cinco años. (I)