Juan, un joven de 25 años que vive en el suburbio de Guayaquil, fue secuestrado en su sector la mañana del domingo, 4 de febrero, cerca de las 08:00.

Horas después fue abandonado en su barrio. La víctima estaba herido de bala y dos de sus dedos de la mano derecha habían sido cercenados.

Poco después del secuestro habitantes de la cooperativa San Francisco, frente a la cárcel Regional -al otro lado de la ciudad- reportaron que en una calle de tierra habían manchas de sangre y dos dedos humanos.

Publicidad

Cerca del mediodía Juan llegó a un hospital del noroeste de Guayaquil, sin embargo, horas después se lo derivó a una casa de salud sur de la ciudad, donde fue intervenido quirúrgicamente y al momento se encuentra bajo pronóstico reservado.

La Policía investiga este caso mientras la víctima del ataque sigue en el hospital, donde se activó el Código Plata. Su familia ha evitado dar mayores detalles. Su madre solo contó a los agentes que Juan alcanzó a decirle que se lo habían llevado secuestrado antes de desmayarse.

El general Víctor Herrera, comandante de Policía de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), mencionó que la Dinased está tras la pista de los supuestos secuestradores.

Publicidad

Que indagan si hay fines extorsivos en el hecho y si hay menores de edad involucrados.

Al marino chileno los secuestradores le cortaron dos dedos de la mano izquierda

En diciembre del 2022 una banda de secuestradores amputaron dos dedos a un ciudadano chileno que fue secuestrado en La Aurora.

Publicidad

El extranjero era marino y había llegado al país para casarse con una ecuatoriana y habían comprado una casa en la zona. Luego fue liberado en Durán cuando llegaban a la zona los agentes de la Unase.

En febrero del 2023 a un migrante ecuatoriano que legó al país también para adquirir una vivienda le cortaron cuatro dedos mientras estuvo secuestrado junto a un amigo en Monte Sinaí. (I)