Jimber O. V., de 35 años, se fugó el lunes pasado antes de ser ingresado al Centro de Rehabilitación Social de Ambato, luego de una audiencia en su contra por el presunto delito de tenencia de arma de fuego.

El interno, de nacionalidad colombiana, huyó en una motocicleta en complicidad con otra persona, de acuerdo con la Policía.

El coronel William Posso, comandante de la zona 3 de la Policía Nacional, informó que luego de la diligencia, cuando la persona privada de libertad (PPL) realizaba el descenso del vehículo en el que se encontraba para ser ingresado al CRSA, evadió al guía penitenciario que lo custodiaba.

Explicó que luego de la evasión se activaron los seguimientos policiales con el fin de lograr la recaptura, se ordenó realizar los debidos controles en las salidas de la ciudad y que además se coordinaron acciones con las unidades de investigación e inteligencia para buscar información de los posibles lugares en donde se escondería.

Luego de las tareas investigativas, Posso señaló que este miércoles en la mañana se logró ubicar al reo en una vivienda del barrio La Cumandá, donde también fue detenida una mujer de nacionalidad colombiana que habría participado como cómplice en la evasión, además se retuvo a otro ciudadano.

Posso contó que las unidades especiales trabajan con la Fiscalía para buscar información y ejecutar otras posibles capturas de más personas que serían parte de una organización delictiva que pudo haber participado en la fuga.

El jefe policial agregó que al reo fugado se lo encontró en el interior de un cuarto oscuro en medio de dos colchones.

En la fuga se colige que todo estuvo planificado, ya que la moto estaba lista en los alrededores del reclusorio, estimó el jefe policial, pese a que -según él- el reo dijo que abrió las esposas con un gancho que tenía en su poder y nadie le ayudó en su huida. (I)