El pasado domingo una granada fue lanzada contra una casa ubicada en el bloque 10 de Bastión Popular y a las 07:00 de este sábado nuevamente la Policía del sector fue alertada por la presencia de un explosivo en el cerramiento de caña de una vivienda del bloque 9.

Un hombre contó que dormía cundo sujetos lanzaron una granada contra la fachada de su casa. Ocurrió a las 02:00 y aunque se asomó por la ventana y vio a dos hombres correr hacia una moto, menciona que pensó que se trataba de una piedra y se volvió a dormir.

Al despertarse y salir al cerramiento halló la granada militar. Estaba envuelta en plástico, parece que por eso no explotó, indicó el hombre que describe a los sospechosos como “un chico blanquito y uno más morenito”.

El dueño de la vivienda explica que el artefacto golpeó la pared de la segunda planta de su casa, que habría caído a un pequeño techo que hay abajo de su ventana y de ahí rodó hasta el suelo.

Publicidad

Tras el aviso del hallazgo, a Bastión Popular llegaron nuevamente agentes de unidades especiales y despertaron a los vecinos para realizar una detonación controlada del artefacto.

Usando llantas y arena para amortiguar la explosión, hicieron detonar la granada de uso militar.

Los vecinos subieron a la loma para ponerse a salvo y grabaron el trabajo de los agentes.

Los policías de la zona se mostraron preocupados, pues es la tercera granada que deben detonar en ese sector en los últimos meses. Le preocupa cómo las bandas organizadas tienen acceso a armamento de uso militar.

Mientras tanto, el dueño de la vivienda continúa con vida normal, dice no estar asustado, pues asegura que no le debe nada a nadie. Él presume que los jóvenes que lanzaron la granada se equivocaron de casa. Lo que sí le preocupó es que su casa no cuenta con ventanas (solo está el hueco) y si hubiera ingresado la granada, lo habría matado.

En el sur y en el suburbio de Guayaquil se han dado ataques similares este año con artefactos explosivos de uso militar.

Publicidad

Según cifras de la Policía nacional se han realizado 14 explosiones controladas de enero a la fecha en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

Esta cifra incluye las detonaciones que han realizado dentro de la Penitenciaría del Litoral.

Este tipo de artefactos, según los uniformados, estarían ingresando a nuestro país a través de grupos subversivos para las bandas delictivas que operan en la ciudad.

Los agentes también investigan si estarían relacionados con carteles internacionales para la guerra del control del narcotráfico en Guayaquil.(I)