María de Lourdes C. y alias Cheme fueron detenidos este jueves por el robo de una recién nacida, cuya madre, identificada como Gabriela, tiene discapacidad intelectual y quien habría sido sacada de su casa con engaños hasta que parió a su bebé con una partera. El alumbramiento ocurrió en Durán hace dos meses.

La joven gestante desapareció el 24 de marzo y su madre la buscaba desesperada hasta que el 15 de abril, días después de que naciera su bebé, Gabriela fue subida a un taxi y la dejaron en la terminal terrestre de Guayaquil sin su recién nacida.

Ahí empezó la investigación que permitió este jueves allanar la casa de la sospechosa, a quien le hallaron a la bebé de dos meses.

Ahí se descubrió que la hoy detenida había fingido un embarazo para retener a su nueva pareja. Como ya había sido ligada años atrás, decidió conseguir un bebé para mantener esa mentira.

Publicidad

Para esto contactó a alias Cheme, un hombre que supuestamente era amigo de Gabriela y quien la habría sacado de su casa con engaños y la llevó a Durán, donde la mantuvieron retenida hasta que tuvo a su bebé en la casa de la sospechosa.

Una semana después, sacaron a Gabriela de Durán en un taxi, pero este carro fue localizado y así los investigadores dieron con la dirección donde esta semana lograron rescatar a la menor.

La bebé permanecía en una casa de caña con piso de tierra.

Los agentes de la Dinapen la llevaron a un hospital donde se comprobó su buen estado de salud. Este viernes, finalmente fue entregada a su abuela.

La bebé fue entregada a su abuela este viernes en el Cuartel Modelo. Foto: Ronald Cedeño

La adulta mayor acudió al Cuartel Modelo y por primera vez tomó en sus brazos a su nieta. Lloró y agradeció a los agentes que localizaron a la menor.

La abuela de la bebé rescatada camina con la ayuda de un bastón, por lo que algunos allegados la ayudaron a salir con su bebé hacia su casa en el noroeste de Guayaquil, donde finalmente iba a reunir a la recién nacida con su madre.

A los detenidos se los procesa por el delito de desaparición involuntaria, cuya pena es de 10 a 13 años. (I)