El comandante de la Policía, Fausto Salinas, confirmó este jueves que la autopsia practicada a María Belén Bernal reveló que murió por estrangulamiento y asfixia.

“En la autopsia se habla de estrangulamiento y asfixia, sabemos que sucedió el hecho en el dormitorio”, dijo Salinas.

Caso Bernal: otra cadete mantuvo intercambios telefónicos con Germán Cáceres la noche del suceso

El comandante indicó que Germán Cáceres, esposo de Bernal, trató de armar una coartada para deslindar su responsabilidad.

Cáceres era instructor en la Escuela Superior de Policía.

Publicidad

Él estaba casado con Bernal, una abogada litigante, desde el 2017.

Salinas, en una entrevista con radio Democracia, aseguró que conversó con la madre de la abogada, Elizabeth Otavalo, quien se encontraba realizando los trámites respectivos en la morgue.

Anoche, el comandante informó que el cuerpo sin vida de la abogada Bernal fue encontrado enterrado en el cerro Casitagua, en el norte de Quito.

“La Policía no nos cuida”, fue el grito de decenas de mujeres que marcharon hasta la Comandancia de la Policía por la muerte de María Belén Bernal

Salinas refirió que no se puede aún determinar si Cáceres tuvo el apoyo de más personas dentro de este suceso.

Publicidad

Con el hallazgo del cuerpo de María Belén Bernal, el estatus de desaparecida cambia y se configura en un femicidio. El mismo presidente Guillermo Lasso fue el primero en asociar este caso a esa figura.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece sanciones con pena privativa de libertad de 22 a 26 años para los culpables de femicidio.

Un femicidio se produce cuando una persona que, como resultado de relaciones de poder manifestadas en cualquier tipo de violencia, dé muerte a una mujer por el hecho de serlo o por su condición de género. (I)