Una turba atacó las instalaciones de la Policía Nacional acantonada en el poblado fronterizo de General Farfán, cantón Lago Agrio, provincia de Sucumbíos, y quemó una camioneta que se encontraba en el parqueadero de la institución policial.

El hecho se produjo pasadas las 18:00 de este martes.

El ataque se produjo luego de la detención de una persona que manejaba un camión que transportaba tanques de combustible presuntamente de contrabando, informó la Policía.

Detienen a uno de los presuntos autores de atentados en El Triunfo, cuya orden se dio desde cárcel de Turi, según autoridades

“Policía logra interceptar un vehículo tipo camión con doce tanques de combustible de 55 galones cado uno. Detuvieron al conductor y lo trasladaron ante las autoridades competentes, sin embargo, el populacho trató de impedir bloqueando la carretera para que no puedan salir”, contó el coronel Mario Fuentes, comandante de la subzona de policía nacional Sucumbíos número 21.

Como la muchedumbre no logró impedir la detención del ciudadano con el camión cargado de combustible, se dirigió a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de la parroquia y lanzaron piedras y palos a las instalaciones del inmueble público.

Del parqueadero sacaron la camioneta del personal de hidrocarburos que realizó el operativo de aprehensión del camión, la destruyeron y le prendieron fuego en la calle.

Tres aprehendidos por contrabando de combustible en la frontera norte

Los uniformados pidieron apoyo a las Fueras Armadas para lograr controlar el ataque y los desmanes que se produjeron. El Cuerpo de Bomberos acudió el sitio del incidente para apagar el incendio ocasionado por los enardecidos ciudadanos.

“Tenemos ya identificados a los autores de estos hechos, gracias a los sistemas de ojos de águila que tenemos cerca de la UPC. Hemos levantado los indicios, hemos fijado las evidencias y presentaremos la respectiva denuncia ante la Fiscalía, para que estos hechos no queden en la impunidad”, agregó el coronel Fuentes. (I)