Totalmente destruida quedó la fachada de un frigorífico ubicado en la ciudadela Martha de Roldós, en el norte de Guayaquil, luego de una explosión que se registró la madrugada de este jueves, 30 de noviembre.

Uniformados de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) de la Martha de Roldós llegaron de inmediato al sitio. Allí había decenas de vecinos que salieron atemorizados de sus viviendas y se acercaron a saber lo que ocurría.

La mañana de este jueves, allegados a los afectados expresaron que los extorsionadores pidieron $ 5.000 para no atentar contra los propietarios.

Publicidad

Posted by El Universo on Thursday, November 30, 2023

El local afectado tiene dañada la puerta enrollable, el techo, las cámaras, bordillos, pared, entre otras estructuras más.

Vecinos indicaron incluso que este artefacto explosivo fue con mayor carga que la que pusieron días atrás en otro local.

“La otra vez no sonó tanto como esta; tampoco destruyó tanto el local. Esta explosión levantó a todo el barrio”, manifestó uno de los moradores, que prefirió no identificarse.

Publicidad

Juana, residente de Mapasingue, llegó con su hija a comprar carne para preparar el almuerzo.

“Para mí, son una sorpresa estos atentados. La Martha de Roldós ha sido tranquila, pero ahora vemos que se está llenando de ‘vacuna’, extorsión... Pedimos a los policías que no permitan esto”, manifestó ella.

Publicidad

Personal del local afectado acudió a trabajar a puertas cerradas. Prefirieron no dar más detalles por temor.

Los vecinos seguían llegando al sitio para ver lo que había ocurrido en ese sector. (I)