‘Verdad y justicia por nuestras hijas’ será la consigna que se escuchará el viernes, 25 de noviembre, a las 16:00, en una marcha en contra del femicidio.

Se realizará en Quito. Partirá desde el Arco de la Circaciana, en la avenida Patria y Amazonas, en el norte, hasta la plaza de Santo Domingo, en el centro de la ciudad.

Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal, hallada muerta tras desaparecer de la Escuela Superior de Policía, sostuvo -en una rueda de prensa- que hay un Estado lleno de instituciones indolentes y lo que prima es la institucionalidad.

Publicidad

El principal sospechoso es el esposo de Bernal, Germán Cáceres, un expolicía que huyó hacia Colombia.

Asamblea aprueba informe sobre el caso Bernal y establece responsabilidades políticas del Gobierno

A Otavalo le consultaron sobre la carta del ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, acerca del informe de la Función Legislativa que estableció responsabilidades políticas del Ejecutivo en el caso Bernal.

Jiménez cuestionó que se responsabilice políticamente al presidente Guillermo Lasso, y otros funcionarios, por el femicidio de la abogada.

“Es responsabilidad del presidente (de la República) por Dios, quien más nos representa en este país (...) es Guillermo Lasso y él tendrá que dar la cara ante los Derechos Humanos sobre el asesinato de mi hija que fue en la Escuela Superior de Policía...”, dijo Otavalo, quien -agregó- que no tiene miedo y que continuará en su lucha.

Publicidad

Ese informe irá a las instancias que tengan que llegar, internacionales, indicó.

Miroslava Cando, quien también intervino en la rueda de prensa, comentó que su hija María José falleció en circunstancias no esclarecidas. Era subteniente de inteligencia militar. Aseguró que era víctima de violencia sistemática institucional.

Hizo un llamado para que la ciudadanía participe de la movilización, en la cual se va exigir que no haya violencia ni la vulneración de los derechos de las personas.

Criticó al Municipio de Quito, entidad que hará ese día una actividad por las fiestas de la capital.

Publicidad

Gobierno rechaza informe de la Asamblea sobre el caso de María Belén Bernal

Ruth Montenegro, de Justica para Valentina, expresó que su niña de 11 años, el 23 de junio del año 2016 fue reportada como desaparecida y hallada muerta, al día siguiente, en una entidad educativa.

Afirmó que hay una constante cuando se habla de violencia femicida y es el inaccionar de las entidades estatales.

Montenegro agregó que las investigaciones deben ser con claridad, celeridad no revictimizante, pero la realidad es diferente.

Según organizaciones sociales durante 2022, entre enero y el 15 de noviembre, hay 272 muertes violentas de mujeres por razones de género. (I)