A César le pedían supuestamente 2.000 dólares de entrada y 300 dólares mensuales para “brindarle protección en su negocio”. Lo hacía una banda que en el sector de Pascuales, en la coop. Paquisha, se dedica a extorsionar a los emprendedores.

La tarde del sábado, el hombre, de 36 años, fue asesinado en medio de un supuesto robo violento en su local. Tres personas que llegaron en una tricimoto son sospechosas del crimen que mantiene en alarma a los vecinos.

De hecho, este lunes casi todos los negocios de la zona estaban cerrados. Solo dos panaderías tenían las puertas abiertas. El resto de puertas enrollables estaban cerradas.

Tiendas, bazares y farmacias no están abriendo desde el sábado, dijo un morador que no se quiso identificar.

Publicidad

Hace un mes, cuando al local del hombre asesinado le lanzaron un taco de dinamita también dispararon contra otros dos negocios ubicados a unos 60 metros.

Quienes atienden las panaderías abiertas no hablan, dicen desconocer qué está pasando y se esconden de la prensa.

Asesinan a dueño de asadero de pollos que semanas atrás había sufrido daños por detonación de explosivos

Solo en Pascuales se han denunciado 56 casos de extorsión este año, pero serían muchos más, porque ya no solo se pide dinero a quienes tienen negocios, sino a quienes manejan tricimotos y hasta simplemente a quienes habitan en la zona.

“A los tricimotos les piden 50 centavos por día”, dijo un señor que aseguró que en zonas cercanas pedían hasta 5 dólares a la semana a los moradores simplemente por vivir en sus casas, donde no hay negocios.

Publicidad

La situación es tal que muchos están pensando en vender sus viviendas e irse a otro sector.

Piden ayuda a la Policía, pero no quieren denunciar por temor. La Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) insiste en que es necesaria la colaboración de las víctimas porque así los extorsionadores serán detenidos por procesos de oficio, más adelante se van a necesitar indicios para juzgarlos, si no quedan libres.

En Pascuales, bandas delictivas atacan con explosivos y balas a negocios cuyos dueños se niegan a pagar ‘vacunas’

La Unase este año ha detenido a diez personas en Pascuales por delitos de extorsión.

Pero no es la única novedad, hace dos semanas en la misma zona se hizo un operativo y se detuvo a tres sospechosos de asesinato y extorsión.

Publicidad

El coronel Henry Herrera, jefe de la Dinased, mencionó que uno de los detenidos recibió medidas cautelares y que debía ir a firmar al despacho del fiscal todos los viernes mientras dura la investigación.

“El primer viernes no apareció y el segundo viernes mandó a decir que estaba con COVID-19″, comentó el coronel que aseguró que junto con la Unase su unidad investiga el crimen en el asadero, sin embargo, mencionó que por ahora la motivación sería el robo.

Él aseguró que para detener a quienes están tras el pedido de las vacunas, ellos deben cumplir formalidades judiciales y que se deben obtener boletas de capturas, pero para eso hay que tener indicios también.

En Guayaquil, en lo que va del 2022 se han registrado al menos 503 denuncias por extorsión. (I)