Buena Fe, Los Ríos

Otro policía fue asesinado en la provincia de Los Ríos. En lo que va del año, once agentes de la institución policial fallecieron en esta provincia tras ser víctimas de hechos violentos.

El último caso se registra en el cantón Buena Fe. El cuerpo del policía Jordy Vargas Vera, de 21 años, fue hallado sin vida pasadas las 23:00 del sábado, 25 de noviembre, en medio de la maleza en el sector El Rocío, vía al recinto Tigre.

Publicidad

Cerca del fallecido quedó la moto en la que se movilizaba. Según información policial, el cuerpo de Vargas tenía disparos en la cabeza.

Gerente de cooperativa de ahorro que había sido presuntamente secuestrado fue detenido para investigaciones

El policía prestaba servicios en el distrito Buena Fe. Actualmente se encontraba realizando un curso de armas y tiro en la Escuela de Formación de Policías Cbos. José Lizandro Herrera Calderón, ubicada en el recinto Fumisa.

Sobre las circunstancias del crimen del agente aún no existe un pronunciamiento por parte de la Policía.

Publicidad

Su cuerpo fue llevado a la morgue de Quevedo, hasta donde llegaron sus familiares del cantón Babahoyo, de donde era oriundo.

Capturan a 14 personas que serían miembros de una banda narcodelictiva que operaba en Guayas y Los Ríos

En el cantón Buena Fe, solo en lo que va del año tres policías han sido asesinados.

Publicidad

El pasado 18 de noviembre, el cabo segundo de Policía Marlon Silva Andrade, quien trabajaba en el ECU911 de Quevedo, fue acribillado cuando estaba en el portal de una vivienda.

El crimen ocurrió en la cooperativa Nueva Buena Fe, del cantón Buena Fe. En ese hecho delictivo también fue asesinado Miguel Álava Macías, un civil que tenía antecedentes por tenencia de drogas.

El 18 de abril, en cambio, Steven Vargas Bermeo, policía del Grupo de Operaciones Motorizados del cantón Buena Fe, murió en un procedimiento policial en el sector conocido como Río Gallina. Él, junto con sus compañeros, estaban tras la pista de unos sujetos cuando recibió un balazo en el cuello.

Mataron a vendedor de naranjas en zona de Quevedo

Otro caso fue el registrado en el cantón Urdaneta, donde gatilleros mataron al teniente de Policía Iván Yungán, de 28 años. En este incidente también fueron asesinados tres civiles.

Publicidad

En Babahoyo, el 13 de noviembre fue hallado muerto un cabo segundo en una de las calles de la hacienda La Virginia de la parroquia El Salto, de Babahoyo. Junto al cadáver los asesinos dejaron un cartón con un mensaje amenazante.

El 21 de octubre, también en Babahoyo, pero esta vez en el recinto San José de la parroquia Febres-Cordero, apareció el cadáver del policía César Toaza Torres. Tras ser torturado, maniatado y baleado, le coloraron un cartel que decía: “Prohibido robar y extorsionar”.

Un hombre perdió la mano al intentar detonar explosivos en Sindicato de Choferes en Daule

En Ventanas también se registraron asesinatos de policías en septiembre y en julio. Uno de ellos fue acribillado en el sector Los Girasoles de la vía Ventanas-Puebloviejo.

En este mes, en Quevedo se registró el asesinato del sargento de Policía José Callay Lara cuando estaba en los exteriores del Club de Leones, ubicado cerca de la avenida Quito. (I)