Los guardias de la garita de una urbanización del kilómetro 11 de la vía a la costa fueron sometidos la madrugada de este domingo 8 por hombres con fusiles que, tras desarmarlos y maniatarlos, entraron al conjunto privado para secuestrar a un residente.

Esto ocurrió cerca de la 01:00. Los guardias revelaron que los delincuentes llegaron en tres vehículos y luego de someterlos les robaron dos armas cortas y cinco chalecos antibalas.

Los carros entraron a la urbanización, llegaron hasta una de las casas y sacaron a un hombre que vivía ahí.

Publicidad

Aunque la supuesta víctima del secuestro estaba acompañada de algunos empleados cuando se dio la incursión de los hombres armados, ellos son herméticos sobre el tema.

Dijeron a la Policía que no conocían el nombre completo del hombre secuestrado ni su nacionalidad. Solo lo conocían como Dimitri.

El coronel Christian Meléndez, jefe del distrito Ceibos, comentó que la vivienda estaba alquilada y que al parecer hubo un subarriendo, por eso ni los guardias conocían el nombre completo del hombre al que esta madrugada se llevaron a la fuerza.

Publicidad

El policía detalló también que en el hecho habrían participado doce sujetos que llegaron en un Aveo vino, un Vitara gris y una camioneta negra, los dos primeros carros sin placas.

‘Pensé que se le había bajado la presión y se la llevaban a un hospital’, dice una testigo del secuestro de Mariana Mendieta

Meléndez aclaró que en el sitio no hubo disparos, por lo que el resto de residentes no se alteró por el hecho.

Publicidad

La Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) e Inteligencia ya están trabajando en el caso, revisando cámaras para rastrear los vehículos, pero aún no se conoce la verdadera identidad de la víctima, tampoco se ha logrado contactar a la familia para saber si les están pidiendo un rescate.

Mientras se daba este secuestro en el kilómetro 11 de la vía a la costa, también se alertó de un supuesto coche bomba en el kilómetro 19, pero el coronel Meléndez aseguró que esto fue una falsa alarma.

Detalló que el carro que se incineraba no contenía explosivos. Al parecer, hubo una falla mecánica y el auto modelo Aveo se quemó.

Los dueños del vehículo no estaban en el lugar cuando llegaron los socorristas.

Publicidad

El policía tampoco descartó que haya sido una distracción, pero indicó que esto fue a más de 5 kilómetros del lugar del secuestro y que dos unidades atendieron ambas novedades. (I)