Casi 24 horas después del crimen de un ciudadano albanés en un restaurante del norte de Guayaquil, los medios europeos empezaron a replicar la noticia y salieron a la luz más detalles de Dashi Ergys, el extranjero que fue baleado frente a decenas de testigos la noche del sábado 22 de enero.

Aunque en Ecuador no tenía antecedentes y no era parte de ninguna investigación policial, en Europa contaba con un largo historial.

Se conoce que Ergys era uno de los cabecillas de una banda oriunda de Albania, dedicada al narcotráfico en el Viejo Continente.

Según medios europeos, la organización criminal compraba grandes cantidades de estupefacientes en Albania, España y Bolivia, y luego las distribuían por toda Italia.

Publicidad

La banda en cuestión ganó millones de euros con estas operaciones hasta septiembre del 2014, cuando el albanés fue arrestado en Italia junto con otras 31 personas. Entonces Dashi tenía 25 años y vivía en una zona portuaria de Italia, donde recibía las cargas contaminadas que llegaban del extranjero.

Dashi tenía cargos en Europa por tráfico de drogas, explotación sexual y tenencia de armas.

Según la periodista Klodiana Lala, hay cerca de 3.000 albaneses viviendo en Ecuador y muchos de ellos estarían involucrados en narcotráfico.

La periodista aportó otros detalles en su programa de televisión. Mencionó que hay muchos compatriotas suyos que se quedan en Ecuador como garantía o rehenes de particulares que han enviado droga al destino. Varios han sido asesinados en los últimos años.

Publicidad

“En el momento en que el envío no llega a su destino, tenemos un asesinato”, agregó el periodista.

Según ella, Ergys Dashi estaba operativo para la entrega de drogas, pero aclara que ninguno de los asesinados en Ecuador resulta ser líder de grupo. Los líderes, indica la periodista, estarían ubicados en su gran mayoría en Dubái.

Otro albanés asesinado en Ecuador

En noviembre de 2020, a Adriatik Tresa, un albanés de 45 años, lo asesinaron en su casa, en la urbanización Bali, en Daule. Varios hombres disfrazados de policías ingresaron al complejo residencial en la madrugada y acribillaron al extranjero. Tresa formaba parte de una indagación previa por delincuencia organizada que la llevaba la Unidad Antinarcóticos.

El albanés estuvo preso por tenencia y porte de armas, pero fue sobreseído; y en 2013 la Fiscalía lo investigó por lavado de activos. (I)