Con una operación denominada Pandora, la Policía detectó cerca de una tonelada de droga en la península de Santa Elena.

Agentes policiales llegaron a un inmueble ubicado en el cantón La Libertad. Tras el allanamiento, los agentes detectaron que se ocultaba droga en una cisterna de la vivienda.

Los policiales sacaron los bloques de droga y al pesarlos dieron como resultado 922 kilos de cocaína.

Publicidad

La Policía estimó que con esta incautación se sacó del mercado unas 7 millones de dosis de droga.

Se estima que el inmueble era usado como un centro de acopio de droga, que era enviada al continente europeo.

Tras el allanamiento se aprehendió a un ciudadano que será puesto a órdenes de las autoridades judiciales para su procesamiento.

Publicidad

Además se incautaron balanzas, un carro y otras evidencias que serán parte del proceso.

Los bloques de droga tenían varios sellos, que ponen las organizaciones para identificar los cargamentos. (I)

Publicidad