Turquía capturó al narco albanés Dritan Rexhepi, quien era el líder del cartel Kompanio Bello.

Dritan Rexhepi estuvo detenido en el Ecuador desde el 2014, pero obtuvo un beneficio penitenciario que le permitió salir en libertad. Desde el 2022 no se conocía de su paradero.

Ali Yerlikaya, ministro de Turquía, confirmó la detención como parte de una operación realizada en Estambul que incluyó a autoridades italianas y albanesas.

Publicidad

El sujeto tenía notificación roja y era buscado por transportar droga desde Sudamérica a Europa.

Ditran Rexhepi, el ‘rey de la cocaína’, dirige sus operaciones en una cárcel de Ecuador desde el gobierno de Rafael Correa hasta la actualidad

“Quiero que nuestra querida nación sepa eso: estamos decididos a limpiar nuestro país de grupos nacionales e internacionales del crimen organizado y traficantes”, dijo el ministro tras la captura.

Turquía mencionó que Dritan Rexhepi, líder del cartel internacional, fue declarado culpable de “homicidio intencional”, drogas, y secuestro por las autoridades judiciales de Italia y Albania.

Publicidad

“Era buscado a nivel internacional con notificación roja para extradición, acusado de privación de libertad, falsificación de documentos de viaje, armas y municiones” , dijo el ministro turco.

Mafias europeas operan desde Ecuador, incluso desde prisión coordinan la salida de la droga

Según el Gobierno de ese país, Dritan Rexhepi ingresó al aeropuerto de Estambul con pasaporte colombiano registrado. Se hizo pasar como Benjamín Omar Pérez García.

Publicidad

Rexhepi estaba recluido en la cárcel de Latacunga, pero en el 2021 obtuvo prelibertad. Debía presentarse a la autoridad cada 15 días, pero al parecer alguien firmaba por él los registros.

El exlegislador Fernando Villavicencio, quien fue asesinado durante la campaña electoral de este año, denunció en su momento que hubo irregularidades en el caso de Rexhepi.

Presentó una denuncia contra funcionarios del SNAI, ente encargado de las cárceles, para que se investigue el registro de firmas. Se presumía que las firmas que presentaba tenían inconsistencias e irregularidades.

Se sospechaba además de los certificados médicos que presentaba para tratar de justificar su inasistencia a la Casa de Confianza de la Penitenciaría, donde debía presentarse.

Publicidad

Pero ya en el 2022 se sospechaba que había dejado el país. (I)