Un niño de un año que desapareció en Cali, Colombia, el 14 de agosto fue localizado hace pocas semanas en terapia intensiva del hospital infantil Francisco de Ycaza Bustamante, ubicado en el sur de Guayaquil.

El bebé llegó hace un mes a terapia intensiva producto de golpes que había recibido. Quienes llevaron al menor al hospital lo abandonaron en la casa de salud y actualmente la Policía intenta localizarlos.

Paola F. es la madre del niño. Ella llegó de Colombia hace un mes y puso la denuncia en la Fiscalía de Guayaquil, y la Unidad de Desaparecidos empezó a buscar al menor.

La madre es venezolana y había dejado al bebé al cuidado de una niñera, también venezolana. Paola contó que cuando el 14 de agosto regresó a recoger a su hijo ya no estaban en la casa donde la niñera vivía, en Cali. Ella nunca más le contestó el teléfono y desde entonces comenzó a buscarlo en esa ciudad colombiana.

Publicidad

La extranjera contó que tras la desaparición semanas después recibió una llamada de un hombre desconocido que le informaba que su hijo había sido trasladado a Guayaquil.

La madre viajó a Guayaquil y puso la denuncia. Hace un mes le informaron que un niño parecido al suyo estaba herido en el hospital.

Había sido ingresado con los mismos nombres, pero con distintos apellidos. Ella acudió a la casa de salud y lo reconoció. Tras eso se practicó una prueba de ADN que confirmó que era el hijo de Paola y este miércoles finalmente la Policía le entregó el bebé a su madre, luego que los médicos le dieran el alta. (I)