Jamilet, quien está embarazada de ocho meses, esperaba afuera del hospital del Guasmo noticias de su hermano mayor que estaba en el pabellón 5 de la Penitenciaría. En medio de los enfrentamientos registrados ayer, el reo recibió dos disparos en el brazo derecho y en la pierna y, según sus familiares, hasta la mañana de este miércoles no le han extraído los proyectiles.

“Nos pidieron pastillas, inyecciones y un suero, pero no le han dado la medicina. Está desde las 17:00 de ayer en una silla de ruedas desangrándose”, reclaman las hermanas del hombre de 34 años.

Junto a Jamilet estaba Sonia con un bebé en brazos. La joven había logrado que le pasen una foto de su pareja. El reo de 28 años está intubado y ella no conoce cuántos tiros recibió o qué tipo de heridas tiene.

“Nadie me da noticias y cómo son presos no podemos entrar a visitarlos”, enfatizó Sonia.

Andrea y su hija Renata también estaban afuera del hospital. Pasaron la noche ahí esperando noticias.

Andrea reclama que su hijo tiene una herida de bala en el hombro y que no sabe nada de él. También estaba en el pabellón 5.

Aún no hay un listado de asesinados en la Penitenciaría; familiares de reos acuden a la morgue y cárcel de Guayaquil en espera de información

La poca información que obtienen estas familias les llega por grupos de WhatsApp que han creado los allegados de los reos, donde se informan de las novedades, posibles listados de muertos, dónde están los heridos y hasta quién muere en los hospitales.

La cifra oficial de heridos en el hospital del Guasmo es de 7, pero los allegados hablan de decenas de presos solo en esa casa de salud. En el hospital Universitario también hay decenas de familiares.

La Policía indicó que la cifra de heridos aumentó a 52. (I)