El sector de la transportación no apoya convocatorias de paros ni movilizaciones, aseguró la mañana de este martes 26 de octubre Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip).

Lo hizo en una rueda de prensa, en Guayaquil, donde el dirigente aseguró que, sin embargo, sus bases están inconformes y tienen un sentido de protesta sobre el tema de los subsidios de los combustibles, pero aclaró que buscarán siempre solucionar la situación a través del diálogo.

La inconformidad se da específicamente por el decreto con el que el presidente de la República, Guillermo Lasso, fijó los precios del diésel y las gasolinas extra y eco en $ 1,90 y $ 2,55, respectivamente, decisión que, según Gómez, golpea la estructura de costos de los transportistas.

Gómez señaló que la propuesta del sector, que fue presentada al Gobierno, era establecer una focalización con los precios en $ 1,65 el galón de diésel y en $ 2,39 el de extra y eco.

“Considero que inmediatamente debe instalarse la mesa para responder acerca de la afectación que va a tener la transportación”, sostuvo Gómez, quien expresó que el sector espera ser recibido por el Gobierno en los próximos días, al asegurar que este ha contestado de manera positiva a través de un oficio.

Añadió que el sector se reunirá internamente para analizar el tema y plantearán al Gobierno las medidas de compensación.

“Y esperamos que esos temas sean atendidos lo más pronto posible... La transportación está en crisis, señor presidente, la transportación está sufriendo duros momentos económicos en la parte financiera, la situación de los bancos no la hemos solucionado”, manifestó el dirigente, y aseguró que las instituciones financieras ya están retirando unidades de sus socios por falta de pagos de créditos. (I)