Los gremios sindicalistas preparan jornadas de protesta distintas para conmemorar el Día del Trabajo, debido a la pandemia del COVID-19 y la medida gubernamental de confinamiento total prevista para el fin de semana.

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) llamó a conmemorar con una movilización motorizada para este viernes 30 de abril.

El confinamiento obligatorio, que empieza a las 20:00 del viernes y regirá el fin de semana, obligó al gremio sindical a adelantar las movilizaciones que hacen cada año por el 1 de mayo, Día del Trabajo.

Mesías Tatamuez, presidente del FUT, anunció que su protesta será motorizada en varias provincias y en Quito se plantea hacer un recorrido por las avenidas desde las 09:00.

Publicidad

Incertidumbre prima en negocios y sectores productivos tras nuevos confinamientos y medidas que ‘golpean’ una vez más sus economías; gremios piden soluciones reales

El principal punto de concentración será la Tribuna del Sur, y desde ahí irán hasta el norte por las avenidas de la Shyris, la 10 de Agosto, entre otras.

“Este viernes invitamos a salir con sus carros y motos para decirle al Gobierno que jamás aceptaremos las privatizaciones de las áreas estratégicas”, dijo Tatamuez.

Este 27 de abril, en una rueda de prensa virtual, varios de los dirigentes de agrupaciones que conforman el FUT rechazaron las políticas del gobierno de Lenín Moreno y exigieron que para reactivar la economía se vacune a la población contra el COVID-19 y se hagan pruebas masivas para la detección del virus.

Pero también advirtieron la posición política que tendrán frente al nuevo gobierno de Guillermo Lasso que se posesionará el próximo 24 de mayo.

Tatamuez expresó que estarán dispuestos a conversar con Lasso para exigirle que se debata una nueva Ley de Seguridad Social y un Código del Trabajo.

La pandemia pasa factura al reparto de utilidades, trabajadores empiezan a recibirlas en montos menores

“No queremos parches, queremos un código amplio y moderno”, indicó.

Publicidad

José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGTE), insistió en que no permitirán la privatización de las instituciones, una de ellas, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Añadió que estarán dispuestos a debatir con Lasso, quien ha anunciado que convocará a la sociedad civil a un diálogo nacional para conocer sus propuestas, las mismas que serían incluidas en una posible consulta popular.

“Bajo nuestra independencia de clase, dejaremos planteadas nuestras propuestas. La posición del FUT no ha cambiado, hemos dicho que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) debe eliminarse porque ha servido para estos catorce años de gobierno para la corrupción, y sigue enquistado. Apoyaremos las propuestas, siempre y cuando vayan enmarcadas en beneficio de los ecuatorianos”, comentó Villavicencio.

Ángel Sánchez, titular de la Confederación de Organizaciones Sindicales Libres (CEOSL), aseguró que harán una oposición “con criterio y alternativas” para el país, pero estarán en las calles para defender los derechos de los trabajadores cuando sean afectados.

Extrabajadores de medios incautados piden a Asamblea ley para poder cobrar liquidaciones

Por otra parte, el Parlamento Laboral no hará manifestaciones de ningún tipo, pero decidió enviar un saludo a los trabajadores a través de las redes sociales el sábado próximo.

“Haremos un saludo por las redes sociales a la clase trabajadora, pero no haremos ninguna movilización, por la condición crítica que atraviesa el país por la pandemia y por la ineptitud del gobierno saliente de Lenín Moreno que tiene al pueblo sometido a esta pandemia brutal”, anunció su directivo, Fernando Ibarra.

Precisó que su organización, que agrupa a 300 filiales del sector público y privado, sería irresponsable si convoca a movilizaciones.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) tampoco convocará a sus miembros a concentraciones o marchas presenciales.

Su presidente, Richard Gómez, dijo que este miércoles en la tarde se reunirán los directivos para definir cómo lo conmemorarán.

No obstante, anticipó que una de las opciones es realizar un encuentro virtual el sábado, en el cual esperan la participación del presidente electo, Guillermo Lasso.

“No vamos a hacer ninguna movilización porque el COVID-19 está muy fuerte y no vamos a ser irresponsables. Pero en este posible encuentro virtual esperamos que el presidente electo asista, y estamos esperando la confirmación a la invitación y que dé un saludo a los trabajadores y dirigentes”, explicó Gómez. (I)