El exconsejero presidencial Santiago Cuesta destacó en un comunicado que las transferencias bancarias con el intermediario petrolero Enrique Cadena Marín y el contratista Jaime Baquerizo Escobar se realizaron entre 2012 y 2016, por lo que no guardan relación con la indagación fiscal del caso Las Torres.

Cuesta Caputi puso a circular un comunicado desde la mañana del lunes en el que reiteró que no tiene “ninguna participación en los hechos que se investigan” porque se relacionan con “el levantamiento de glosas a la empresa NoLimit por parte de la Contraloría General del Estado”.

Su comunicado se relaciona con una nota publicada por este Diario ayer domingo sobre transacciones bancarias que constan en el expediente, como parte de la ayuda penal internacional proveniente de Estados Unidos. En esos archivos se registra una transferencia y dos cheques de Cadena Marín por $ 345.000; y también cheques girados a favor de Baquerizo Escobar y su padre, Jaime Baquerizo Chávez, por $ 122.400.

“Jamás he negado la relación de amistad que tengo con Enrique Cadena desde hace muchísimos años, y fue en ese contexto que el señor Cadena me entregó en calidad de préstamo ese dinero, que ya ha sido auditado e investigado por la Fiscalía”, indicó. Lo mismo ocurre con Jaime Baquerizo, añadió.

Lamentó que actores políticos traten de confundir a la ciudadanía al relacionar dos hechos diferentes. (I)