NOTICIAS

Publicidad

Rehabilitación del complejo matriz de la Contraloría del Estado significó $ 22,2 millones

Hasta marzo de 2023, los funcionarios de la Contraloría regresarán a sus instalaciones distribuidos en 3 torres, luego del incendio de octubre de 2019.

QUITO (30-11-2022).- Fachada de la parte posterior del edificio de la Contraloría, ubicada en la 6 de Diciembre y Tarqui. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: El Universo

Publicidad

Los 1.200 funcionarios de la Contraloría General del Estado iniciaron el proceso de retorno a sus instalaciones, que fueron afectadas por el incendio registrado en octubre de 2019. Este traslado concluirá en marzo de 2023. La rehabilitación de las tres torres del complejo matriz costó $ 22,2 millones, de los cuales el Estado tuvo que cubrir $ 10,1 millones.

El contralor subrogante, Carlos Riofrío González, este 30 de noviembre invitó a la prensa a un recorrido por las instalaciones del edificio matriz, que tendrá características de edificio inteligente por la sincronización de todos los sistemas: mecánicos, electrónicos, eléctricos y la parte arquitectónica, volviéndolo más funcional.

¿Cómo avanza la reconstrucción de los edificios de la matriz de la Contraloría tras los incendios del 2019?

La rehabilitación comprendió obras en dos edificaciones. La primera, en los bloques A y B, ubicados sobre las avenidas Juan Montalvo y 6 de Diciembre, a cargo de la contratista española Puentes y Calzadas Infraestructuras S. L., con un valor de $ 12,1 millones, que fue cubierto en su totalidad con la póliza de seguros que mantenía vigente la institución con la aseguradora La Unión.

Publicidad

La segunda, en el bloque D, ubicado sobre las avenidas 6 de Diciembre y Tarqui, a cargo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, con un costo de $ 10,1 millones, entregados por Estado ecuatoriano. Esto porque, a la fecha de los incidentes que provocaron el incendio (octubre de 2019), la construcción de este edificio estaba por concluirse, por lo que no se habían suscrito las actas de entrega-recepción definitivas; y, por lo tanto, se encontraba bajo la administración y custodia del Cuerpo de Ingenieros.

El edificio fue destruido el sábado 12 de octubre de 2019, en la víspera del cese negociado de las manifestaciones indígenas, que duraron once días, en contra de las medidas económicas implementadas, como la eliminación del subsidio a los combustibles. El informe final de daños, con el detalle y valoración, cuantificó las pérdidas en $ 13′017.568.

Las afectaciones en el 2019 incluyeron el ingreso de manifestantes que propiciaron la quema parcial del edificio. A diferencia de 2022, las afectaciones se hicieron en la parte externa del inmueble, según José Luis Aroca, jefe de Reconstrucciones del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. En la torre D, lo más afectado fueron los elementos estructurales, como columnas, vigas y losas.

Publicidad

Tras el incendio, las unidades de auditoría recurrieron a varias entidades públicas por espacios físicos para seguir laborando. Otro grupo se trasladó a uno de los edificios del Biess, con el que la Contraloría firmó un contrato de comodato hasta diciembre de 2023; se pagó arriendo en un edificio, y la parte administrativa y financiera se ubicó en la plataforma financiera del norte. Todo esto significó un desembolso de $ 40.000 mensuales.

Documentación y protección

QUITO (30-11-2022).- El quinto piso de la Contraloría fue uno de los pisos más afectados en las manifestaciones de octubre de 2019. Así luce en la actualidad. Este es el Departamento de Control. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: Carlos Granja Medranda

El contralor subrogante, Carlos Riofrío, reveló que tras el incendio se recuperaron 53.000 expedientes, lo que significó el 98 % de toda la documentación que reposaba en el edificio que fue vandalizado en octubre de 2019.

Publicidad

Hubo casos en que se tuvo que solicitar a los funcionarios inmersos en observaciones que nuevamente remitan los documentos a la Contraloría. Ahora toda la documentación que posee este organismo de control está digitalizada.

En una de las torres se ubica el Departamento de Control, desde donde además se monitorea todo el edificio y los accesos. Según Daniel Suntaxi, encargado de la parte electrónica del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, lo que se hizo es una migración y se actualizó todo el sistema. Desde el quinto piso, donde está ubicado este departamento, se tiene el control de cámaras e iluminación, y todo está enfocado en eficiencia energética. En todo el complejo de la Contraloría existen alrededor de cien cámaras.

Para evitar futuras afectaciones al edificio, la Contraloría tiene planificado realizar trabajos adicionales en la parte frontal de la matriz, a fin de precautelar los ventanales y el muro de acceso por el parque El Arbolito. Ahí se colocará una plancha de acero perforado en todo el edificio, para evitar el ingreso de cualquier artefacto que pueda causar nuevamente incendios. Esta obra costaría alrededor de $ 200.000 y, de momento, está en proceso de contratación; se iniciará la construcción en enero de 2023.

Con la reconstrucción se reforzaron las seguridades, pues ahora el edificio cuenta con autorizaciones del Cuerpo de Bomberos.

Publicidad

Una vez que se reciban los tres edificios, lo que se proyecta para febrero de 2023, la Contraloría del Estado procederá a asegurar las tres torres, equipos y bienes muebles. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

La vida es corta

El niño, el joven, el anciano, en cualquier momento pueden morir y todo lo material termina. La vida es corta.

Publicidad