En el décimo día del paro nacional, centenares de ciudadanos que residen en Quito se concentraron en la tribuna de los Shyris, en el norte de la ciudad, en el denominado plantón Quito por la paz, para rechazar el vandalismo y la violencia registrados durante las manifestaciones convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

La concentración empezó a las 16:00, poco a poco se fue llenando el lugar con la presencia de familias que portaban banderas blancas y tricolores, pitos, tambores y vuvuzelas.

En el norte de Quito, moradores realizaron cacerolazo por la paz durante paro nacional

Los concentrados formaron una calle de honor mientras pasaban patrulleros y miembros de la Policía Nacional a quienes aplaudieron.

OEA hace llamado al diálogo y que las protestas sean pacíficas en Ecuador

“Fuera, Iza, fuera”, “Quito despertó, Iza se jodió”, “No queremos paro, queremos trabajar”, “Quito quiere paz”, arengaban los autoconvocados en la tribuna, acompañados de las bocinas de los autos que pasaban por el lugar. La gente reclamaba diálogo y solución al conflicto que lleva diez días y que mantiene bloqueada a la ciudad.

Publicidad

En el sitio esperaron hasta las 19:00 a una caravana de vehículos que llegó desde Cumbayá, luego improvisaron una marcha alrededor del parque La Carolina y retornaron a la tribuna, ahí volvieron a concentrarse y permanecieron hasta las 21:00. Se autoconvocaron para el jueves.

En la parroquia Cumbayá, ubicada en el nororiente de Quito, se organizó una caravana por la paz y la concentración empezó a las 17:00 en el redondel de Lumbisí, en la Ruta Viva, y se dirigió hacia el aeropuerto activando las bocinas de los automotores. La caravana fue escoltada por unas diez motos de la Policía. Este jueves habrá una nueva concentración. (I)