La preocupación por el cometimiento de actos ilícitos como la captación de dinero en las Fuerzas Armadas no es reciente, por lo que fue incorporado como una falta muy grave con sanción administrativa en el proyecto de Ley Orgánica de Personal y Disciplina de las Fuerzas Armadas, y regiría para el personal que está en formación, no para oficiales.

El proyecto lo presentó el expresidente Lenín Moreno a la Asamblea Nacional el 19 de agosto de 2019, y en los últimos tres años está en construcción en la Comisión de Soberanía y Seguridad Integral, sin que se logre su aprobación definitiva. El último informe que se registra en el sistema digital de formación de las leyes de la Asamblea es de mayo del 2021, días antes de concluir el anterior periodo legislativo.

El proyecto original incorporó como falta disciplinaria muy grave el “incentivar a la participación de captación de dinero, valores, prendas y artículos”; y se sanciona con la pérdida de franquicia (días francos) de tres hasta cuatro días.

Pero esto se aplicaría solo para el personal en formación y no para los oficiales de las Fuerzas Armadas.

Publicidad

Se conceptúa al personal en formación, a aquellos que “habiendo satisfecho los requisitos para su reclutamiento inician un período de formación en las escuelas de oficiales o de tropa, según corresponda, para optar por la carrera militar como su profesión”.

Renovar acuerdos de cooperación con Israel en seguridad e inteligencia está en la agenda de Guillermo Lasso

El informe legislativo explica que el régimen disciplinario para el personal militar en formación es porque se requiere de una manera “distinta de imponer sanciones a las acciones u omisiones que realizan durante su período de formación, el mismo que no es otra cosa que un tiempo de continuo aprendizaje, es decir, no se trata de personal militar profesional”.

El asambleísta Ramiro Narváez, que es parte de la Comisión de Soberanía, afirmó que este artículo sobre la captación de dinero había sido una iniciativa de la Legislatura, sin embargo, en el proyecto enviado por Moreno ya se incluyó esta figura.

Narváez deslindó la responsabilidad de la Asamblea en la demora del trámite. Alegó que debió ser tratada en segundo debate en el pleno, pero el Ministerio de Defensa habría pedido que se postergue porque quieren realizar aportes. “Pero con tres ministros en menos de un año esos aportes se presentan y cuando llega el nuevo ministro no está de acuerdo con eso (…) La Asamblea está cumpliendo los plazos y si hay una demora es porque la misma institución (Defensa) presenta aportes”, añadió.

Publicidad

Al Ministerio de Defensa y a las Fuerzas Armadas les urge la aprobación de este proyecto, una vez que se conoció que 139 de sus miembros (136 de tropa y tres oficiales) están en una lista de 2.655 inversionistas de la estructura irregular de captación de dinero Big Money que promovió Ángel Nazareno, alias Don Naza, quien incluso ingresó el pasado 7 de abril al complejo militar de La Recoleta en Quito.

QUITO (09-05-2022).- El ministro de Defensa, Luis Lara Jaramillo, informó que 139 militares constan en una lista de 2.655 personas que habrían invertido en la estructura de captación de dinero Big Money. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: Carlos Granja Medranda

El ministro de Defensa, Luis Lara Jaramillo, reveló este 9 de mayo la presunta participación de los 139 miembros de sus filas en esta actividad y justificó que era un número minoritario que bordeaba los 0,346 % frente a los 40.000 efectivos que son parte de las Fuerzas Armadas.

Consideró que una forma de prevenir esta conducta es reforzar la educación, capacitación en valores en las escuelas de formación, perfeccionamiento y entrenamiento; a la vez que aspiran a que la iniciativa legal sea tratada como una falta atentatoria; aunque consta como una falta muy grave.

En total, son 249 faltas disciplinarias que recoge el articulado en debate: 63 faltas leves; graves 93; muy graves 60; y, atentatorias, 23.

Publicidad

En la actualidad están vigentes la Ley de Personal de las Fuerzas Armadas y el Reglamento de Disciplina Militar, que recoge faltas leves, graves y atentatorias, con sus respectivas sanciones.

Las normas consideran las faltas disciplinarias a aquellas acciones u omisiones realizadas por el personal militar, que contravengan al orden, honor y deberes militares y que por sus consecuencias no llegue a constituir delito.

Ley sobre uso legítimo de la fuerza entró a definición de textos sobre la participación de FF. AA. y Policía en las cárceles del país

Entre estas, contra la subordinación, de abuso de facultades, contra los deberes y obligaciones militares, contra la puntualidad y asistencia, contra el decoro personal y compostura militar, contra la propiedad, contra la salubridad e higiene, contra la moral, contra la seguridad de las operaciones militares.

Así, por ejemplo, los militares están obligados a saludar a sus superiores en cualquier tiempo y lugar; deben pedir permiso al superior antes de sentarse; no desperdiciar servicios públicos; no hacer videos pornográficos, fumar en lugares no permitidos; dormirse en actos oficiales; faltar o llegar retrasado a las operaciones militares, entre otras decenas de faltas.

Publicidad

En ninguna de ellas se menciona la captación ilícita de dinero; únicamente en el Reglamento de Disciplina Militar se reseña que aquellos militares que sean sorprendidos in fraganti “en hechos delictivos ya sea relacionados con tenencia, uso indebido, tráfico y comercialización de drogas o estupefacientes u otro tipo de delitos, dentro o fuera del servicio”.

En esos casos, los militares serán dados de baja de acuerdo con el artículo 87 de la Ley de Personal, por “convenir al buen servicio, sea por mala conducta o por incompetencia profesional del militar cuando no tenga derecho a disponibilidad” y serán puestos a órdenes de la justicia ordinaria para su juzgamiento.

En cuyo caso, el Código Orgánico Integral Penal (COIP) tipifica la captación ilegal de dinero con pena privativa de libertad de cinco a siete años; y la persona que realice operaciones cambiarias o monetarias en forma habitual y masiva, sin autorización de la autoridad competente, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años.

En todo caso, de aprobarse la propuesta legal, se derogaría la actual Ley de Personal que está vigente desde abril de 1991 junto con las reformas que se han hecho esta. (I)