Frente al llamado a un levantamiento indígena indefinido de los sectores sociales, que arrancará este 13 de junio, el Gobierno nacional no descarta abrir canales de diálogo.

El presidente de la Confederación Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, anunció este 24 de mayo que desde las 00:00 del 13 de junio iniciarán una jornada de protestas indefinidas para que el régimen cumpla siete demandas.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, expresó que no descartan convocarlos al diálogo para conversar. “Ellos están en su derecho (de protestar) mientras no haya desmanes, pues la gente es libre de reclamar y decir lo que considere que no está bien. De hecho, a nosotros nos sirve como ejercicio de autocrítica, porque sabemos que hay unas cosas que hemos hecho bien, y otras cosas que podemos hacerlas mejor, por lo tanto, a ningún momento descartamos la conversación”, dijo la autoridad a periodistas, al final del Informe a la Nación que hizo el presidente Lasso en la Asamblea Nacional este 24 de mayo.

El secretario de Estado se mostró dispuesto a abrir canales de diálogo, pues “esa es nuestra obligación, las puertas del Ministerio de Gobierno y del Gobierno están abiertas para conversar con sus líderes”.

Publicidad

En la Casa de la Cultura de Quito, en un acto denominado de ‘Informe a la Nación desde los pueblos y nacionalidades’, la Conaie reunió a varias agrupaciones sociales e indígenas afines, a plegarse a las medidas de hecho que tendrán lugar -para iniciar- en los territorios, y luego analizarán su avance hacia otra provincia.

Iza declaró que hay siete demandas que exigen al presidente Lasso: como que fije los precios de los combustibles en $ 1,90 el diésel y la gasolina extra en $ 2,10; se destine presupuesto para la salud y educación; que se atienda a los productores afectados por los bajos precios de sus productos; en contra de la flexibilización laboral; del ingreso de las mineras y petroleras a los territorios indígenas; el respeto a los derechos colectivos; la no privatización de empresas públicas, que son “puntos que Lasso no ha respondido, que en lugar de bajar ha ampliado las demandas de los pueblos”, indicó.

El cónclave de este martes tuvo como objetivo rechazar el Informe a la Nación que realizó el jefe de Estado en la Asamblea Nacional, al cumplir su primer año de mandato.

Iza aclaró que esta manifestación nacional se iniciará en los territorios e incluye “todas las formas de lucha” y estarán atentos a cualquier “enfrentamiento con la fuerza pública…”.

“Va a haber lucha en el Ecuador a partir del 13 de junio. No estamos saliendo por locos o por vanidad”, señaló el dirigente. (I)