Una vez que el Gobierno ha arrancado los diálogos con los transportistas, la focalización del subsidio para este sector es una de las alternativas que se barajan. El ministro de Transporte, Marcelo Cabrera, dice que en este momento es imposible pensar en un incremento del valor del pasaje.

Cabrera está consciente de que sin una suficiente disponibilidad de recursos quedan dos caminos para empujar la obra pública: concesiones o alianzas públicas-privadas. El ministro señala que dentro de las obras importantes que pretenden impulsar está el quinto puente de Guayaquil y la autopista Guayaquil-Quito.

¿Qué avances ha tenido la comisión conformada con los transportistas?

Hasta el momento hemos tenido dos reuniones, aparte de las previas que hemos tenido que considero positivas. El principal avance de momento es el plan de vacunación, que se inicia el 19 de julio, para los transportistas. Ellos han entregado un catastro de 64.800, que serían los primeros en ser vacunados. Este es un primer avance, y fundamental es la constitución de la comisión técnica que irá estudiando el tema de la focalización del subsidio al transporte, que es un tema técnico.

Publicidad

Por el acuerdo que se tiene con el Fondo Monetario Internacional, ¿es factible o no focalizar subsidios como lo piden los transportistas?

El presidente de la República nos ha pedido que estudiemos justamente la focalización del subsidio hacia los transportistas, y en eso estamos trabajando.

Usted en algún momento habló del modelo que se aplicó en Cuenca de una subida de pasajes con compensaciones para el usuario...

En el momento actual del país es imposible pensar en un incremento del valor del pasaje, que grave más la economía de los hogares más pobres del país. El 70 % de la población usa el transporte público, de tal manera que ese tema no será llevado sobre la mesa de discusiones... Hoy estamos dirigiendo nuestro esfuerzo a la focalización.

Y en ese sentido, ¿cuál es la propuesta del Gobierno planteada a los transportistas?

Tendremos que hacer el estudio técnico, y luego del estudio aspiramos -al menos yo he sugerido- a que intervenga una de las universidades del país, de tal manera que este estudio venga de una casa de reconocida solvencia que nos permita tomar las decisiones ulteriores.

Publicidad

Al abrir la puerta de la focalización de subsidios para el transporte se permitirá que otros sectores puedan exigir lo mismo.

Este Gobierno se distingue porque prioriza el diálogo a una posición tirante que no responda a las justas aspiraciones de diferentes sectores. Si hay que abrir el diálogo a otros sectores, yo tengo el convencimiento y la seguridad de que el presidente lo hará y dispondrá que así se lo haga.

¿Qué obras están priorizando con lo que queda de los más de $ 400 millones que se fijaron en el presupuesto para el MTOP este año?

Estamos aquí para trabajar por el país, que significa el buscar cómo ejecutar la obra pública y mirar que los ecuatorianos tengan una mejor posibilidad de vida. Por un lado, están los mantenimientos rutinarios que los ejecuta el MTOP, y por otro, está el mantenimiento vial con resultados con créditos de la CAF, de cerca de $ 147 millones; y hemos presentado un programa de concesiones viales por cerca de $ 5.000 millones, que permitirá intervenir en cerca de 1.500 km de vías, uno de los puertos y otras obras adicionales que tendrán concurso privado. Esto lo hemos presentado al presidente. Dentro de este paquete está el quinto puente que viene reclamando Guayas.

¿Cómo se financiará ese quinto puente proyectado en el sur de Guayaquil?

El quinto puente es una de las obras que anunciará el presidente, lo venimos trabajando. Su construcción se la ejecutará con financiamiento privado.

¿Se usará una figura de concesión, llamado a licitación internacional?

De concesión, así será. Para ello debemos trabajar brindando confianza, seguridad y transparencia.

Otra oferta pendiente del anterior Gobierno es la autopista Guayaquil -Quito. ¿Cómo se podría concretar esa obra en esta administración?

Es uno de los pedidos que me ha hecho el presidente: la autopista Guayaquil-Quito; igualmente, la autopista que, arrancando desde Cuenca, avance a Riobamba, llegue a Ambato y empalme con la autopista Guayaquil -Quito; y la troncal del Oriente, estamos trabajando en ello. Ya en el proyecto de concesiones viales hay tramos de la autopista Guayaquil-Quito que serán intervenidos.

¿Para la autopista se piensa en la figura de concesión?

En este momento, dada la situación del país, una de las posibilidades es la concesión vial.

El presidente anunció alianzas público-privadas para impulsar la obra pública. ¿Cómo se ejecutarán?

Hay dos posibilidades: concesión o alianzas público-privadas, esas dos posibilidades se están analizando para cada uno de los proyectos, es decir, buscando inversionistas para todos y cada uno de los proyectos que estamos promocionando.

Tame es una herencia que tiene el MTOP. ¿Qué se hará con los aviones que no se vendieron?

Está en proceso de liquidación Tame y aún el MTOP no ha recibido todo el producto. Mire, hay una valoración de deudas de Tame, de los bienes, pero yo prefiero omitir hasta que el liquidador nos entregue el informe final.

Hay deudas pendientes con personas que compraron sus boletos. ¿Esas deudas las asumirá el Estado o cómo se compensará?

Lo fundamental sería solucionar el tema humano, es decir, aquellos empleados y trabajadores que fueron cesados de sus funciones por esta liquidación; eso será prioritario y luego vendrá lo demás.

Ecuador tiene aeropuertos sin vuelos comerciales. ¿Cómo reactivarán esas infraestructuras?

Estamos trabajando en ello y tratando de reactivar lo más que podamos los vuelos. En esta administración priorizaremos con el Ministerio de Defensa la seguridad tanto por aire, tierra y mar. Desde luego, sin descuidar en dar el apoyo para que el desarrollo aéreo sea el más eficiente posible.

¿Se ha pensado dar incentivos para estimular la llegada de las aerolíneas a aeropuertos sin operación comercial?

Desde luego, lo importante para el Ecuador es que el turismo se multiplique, que la gente de manera interna y externa venga al país y genere recursos.

El Gobierno anterior dejó delegado el aeropuerto de Manta, pero hay reparos en esa ciudad. ¿Qué se hará con esa delegación?

He conversado con el embajador de Corea del Sur. Para nosotros el proyecto del aeropuerto de Manta es de prioridad y de urgencia. Por el momento, hay un informe que no se valida, y una vez que sea validado tomaremos los pasos que sean necesarios. Pero lo fundamental: vamos a trabajar para que la adjudicación de este proceso termine en el menor tiempo posible.

¿Se impulsará la concesión de los puertos que aún están en manos estatales?

El plan es mejorarlos. Dentro del proyecto de concesiones, por ejemplo, está el puerto de Esmeraldas, que pretendemos mejorarlo y darle la calidad que debe tener. Estamos trabajando para que todos los puertos mejoren en seguridad y agilidad.

¿La idea con el de Esmeraldas es concesionarlo?

Exactamente, consta dentro de los proyectos que nosotros vamos a lanzar. (I)