Un grupo de manifestantes indígenas intentó ingresar a las instalaciones de la Asamblea Nacional la tarde de este 23 de junio, en el undécimo día del paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y otras organizaciones sociales contra el gobierno de Guillermo Lasso.

A las 15:00 forcejearon con la fuerza pública, que desde la semana pasada custodia la sede del Legislativo. Los empujaron. Y luego la Policía lanzó gases lacrimógenos para dispersarlos.

Minutos antes, el general de Policía Freddy Sarzosa se había dirigido a la marcha con un megáfono y les dijo que ellos podían protestar pacíficamente y que tenían órdenes de no hacer uso progresivo de la fuerza. Entonces comenzaron los incidentes.

Gary Espinoza, dirigente de la Fenocin, señaló que querían ingresar para pedirle al presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, que se aplique el numeral 2 del artículo 130 de la Constitución, para que los legisladores “evalúen a Lasso” y se busque “una salida política”. A su lado se encontraba Leonidas Iza, presidente de la Conaie.

Publicidad

En dicho artículo se establece como causal de destitución del primer mandatario una grave crisis política y conmoción interna.

La Asamblea está cumpliendo sus actividades en teletrabajo desde la semana pasada.

La Policía no  permitió que indígenas accedan a la Asamblea Nacional. La mayoría de manifestantes replegaron hacia el parque El Arbolito, otros huyeron hacia el parque la Alameda, cerca de la maternidad Isidro Ayora, en la avenida Gran Colombia y Sodiro.

Los disturbios se intensificaron en varios puntos, uno de ellos fue en la esquina de la Contraloría General del Estado y en otro de los accesos de la Asamblea Nacional.

Publicidad

Los manifestantes contraatacaron a la fuerza del orden con piedras y petardos.

En las calles las personas gritaban, decían que la Policía los traicionó. Que no respetaron la marcha pacífica cuando lanzaron las bombas.

Decenas de personas resultaron afectadas por inhalar gas. A las 15:54 continuaba la confortación en el. Parque el Arbolito.

Más temprano, el régimen permitió que los manifestantes lleguen a la Casa de la Cultura Ecuatoriana para que realicen una asamblea popular y decidan si irán al diálogo.

Organizaciones de la sociedad civil propusieron a las partes en conflicto que se concedan una “tregua” para que puedan conciliar. (I)