El presidente de la República, Guillermo Lasso, llegó hasta el aeropuerto de Catamayo, minutos más tarde de las 08:00, mientras que el primer mandatario peruano, Pedro Castillo, lo hizo a las 09:00.

Fueron recibidos por un protocolo militar y de seguridad, y de inmediato se trasladaron en auto hasta la ciudad de Loja en donde la alcaldesa Patricia Picoita los esperaba para un nuevo recibimiento, esta vez en la puerta de entrada a la ciudad.

Una delegación de niños de diferentes escuelas también dieron la bienvenida a los mandatarios.

Publicidad

Fortalecer las Fuerzas Armadas en seguridad ciudadana y empujar investigaciones internas, los retos para Luis Lara

La alcaldesa entregó simbólicamente las llaves de la ciudad al presidente Lasso, además de expresar su beneplácito por la visita.

“Los recibimos con los brazos abiertos en una ciudad llena de cultura, poesía y música (…) el histórico olvido de mi ciudad fronteriza, la inadecuada asignación de recursos a nuestra provincia han generado subdesarrollo, por ello pedimos bajo sus principios democráticos que se nos trate con igualdad (…) el crudo invierno genera por ejemplo que más de 300 viviendas están afectadas, necesitamos la ayuda de usted”, expresó la alcaldesa.

Pasadas las 11:00 los presidentes llegaron hasta el Teatro Bolívar, donde eran esperados por ministros de ambos países y personal de la Cancillería.

Publicidad

El XIV Gabinete binacional y encuentro de presidentes se inició con las palabras del presidente Lasso, quien recalcó que los equipos ministeriales abordarían temas relacionados con la zona de frontera, asuntos sociales, culturales, ambientales, energéticos, mineros, comerciales a más de infraestructura, conectividad, seguridad y defensa.

“Justamente sobre seguridad fronteriza estoy seguro de que coincidimos en fortalecer la lucha contra de la delincuencia organizada, de la trata de personas, del tráfico de migrantes, de armas y explosivos y poner énfasis al combate de la minería ilegal en las zonas de frontera. Al mismo tiempo, debemos impulsar proyectos de agua potable y vialidad y cooperar en la erradicación de la desnutrición crónica infantil”, dijo Lasso.

Publicidad

Por su parte, el mandatario peruano indicó que se priorizará no solamente en puntos coincidentes, sino que como gobiernos hay que ponerse de acuerdo en la lucha frontal contra enemigos frontales como la delincuencia, el narcotráfico, la desigualdad, la pobreza.

Castillo recordó que hace cuatro años visitó Loja cuando era dirigente del magisterio peruano.

Académicos piden al Gobierno aclarar su gestión en materia de política exterior y comercial

“Compartimos múltiples intereses que nacen de una extensa frontera común como es la gestión integrada en las cuencas hidrográficas trasfronterizas, la lucha contra la minería y tala ilegal, la culminación de la cartografía binacional, impulsar el intercambio comercial y las inversiones en nuestros países, promover la facilitación del tránsito de personas, bienes y servicios, así como el acceso a los servicios de salud y educación de calidad, la lucha contra los delitos transfronterizos como el narcotráfico, el tráfico de armas de fuego y explosivos, la trata de personas que generan un gran perjuicio a ambos países”, sostuvo Castillo, quien aprovechó para agradecer al Gobierno ecuatoriano la entrega de vacunas en las zonas de frontera.

Mientras, el canciller ecuatoriano, Juan Carlos Holguín, devolvió el agradecimiento por el préstamo de las instalaciones diplomáticas del Perú en la frontera con Ucrania, lo que sirvió para albergar a ecuatorianos que huían de la guerra.

Publicidad

Castillo tenía previsto retornar a su país en horas de la tarde después del almuerzo, mientras que el presidente ecuatoriano permanecerá en la ciudad de Loja hasta el sábado. (I)