El presidente Guillermo Lasso informó que el pasado miércoles 19 de enero se reunió con los titulares de la Corte Nacional de Justicia y el Consejo de la Judicatura para recopilar ideas con el fin de realizar una reestructuración institucional del sector justicia.

“Ahí está un desafío, hay que tener mucho cuidado en eso, cómo (hacerlo), pensando en la institucionalidad y no pensando en meter compinches, amigos o partidarios del Gobierno, sino pensando en una arquitectura institucional (...). Una reforma a la justicia sin que se le meta mano con interés político, particular o personal”, dijo el mandatario.

Lasso también anunció que se reunirá con la Fiscalía General del Estado, juristas, jueces, especialistas en el área, para “poder llenarse de razones para justificar los cambios que a través de una consulta popular se va a preguntar al pueblo ecuatoriano”.

Consultas populares sirvieron para legitimar o medir la popularidad de gobernantes de turno

El mandatario aseguró que, en su gobierno, el Poder Judicial es independiente, que jamás, con el presidente de la Corte Nacional, Iván Saquicela, se ha conversado sobre temas particulares, sino sobre las formas que pueden responder a la ciudadanía “por una mayor calidad de justicia”.

Publicidad

El mandatario asintió que una de las alternativas es volver a la Corte Suprema de Justicia, que hoy tenemos un buen presidente de la Corte Nacional, pero el problema es la arquitectura institucional, pero para ello necesita la opinión de especialistas.

Este es uno de los temas que el Gobierno planea consultar, aunque también sería sobre las funciones del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) y las reformas laborales. (I)