El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) ratificó su llamado a una movilización nacional para el 19 de enero de 2022 en defensa de los sectores estratégicos.

Los gremios agrupados en el FUT ratificaron este 15 de diciembre las resoluciones tomadas el 11 de este mes en su XV Convención Nacional realizada en Guayaquil, en las que demandan a la Asamblea Nacional el tratamiento y aprobación del Código de Trabajo propuesto por ellos.

Movimientos sindicales aseguran que están abiertos al diálogo con el Gobierno, pero no dejan de lado la protesta

La protesta convocada para el 19 de enero tiene como objetivo defender las áreas estratégicas del país, en referencia a empresas públicas, para evitar su venta, como el Banco del Pacífico, se anunció.

El presidente del FUT, Ángel Sánchez, reiteró que en los siguientes días se realizarán plantones en el Ministerio del Trabajo, para exigir la salida de su titular, Patricio Donoso.

Publicidad

Además, exigen al Gobierno que pague la deuda del Estado con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) que sobrepasaría los $ 16.000 millones.

Sánchez espera que el próximo año el primer mandatario los reciba para entablar un diálogo con resultados, en el que se pueda tratar sobre los efectos de las reformas tributarias y la política laboral.

El gremio sindicalista también rechazó el anuncio presidencial de conformar una Comisión Nacional Anticorrupción estatal, y ratificó su defensa al colectivo ciudadano del mismo nombre, Comisión Nacional Anticorrupción, que realiza contraloría social. Según Sánchez, el régimen lo que pretende es “esconder los actos de corrupción” que sucedan en el sector público.

Si bien califican de positivo el incremento de $ 25 al salario básico, creen que no es suficiente, pues deben aún definirse los salarios de las comisiones sectoriales.

Publicidad

Con aumento de salario básico en Ecuador suben también los costos de las multas y pensiones alimenticias

José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGTE), consideró que esto obedece a las exigencias de los trabajadores y se enmarca en el cumplimiento de una promesa de campaña del presidente de la República, Guillermo Lasso.

“Es positiva esta alza, que en algo permite acortar la brecha con la canasta básica y recuperar el poder adquisitivo; si se mejora el ingreso, permitirá que haya circulante. Pero esperamos que no sea esta fijación un motivo para darle al sector empresarial una reforma laboral que afecte a los derechos ciudadanos”, advirtió el dirigente gremial.

Adicionalmente, el FUT hizo público su respaldo a una facción de nueve asambleístas de Pachakutik (PK) que anunciaron este miércoles su rebeldía ante la coordinación de la bancada.

Según Sánchez, estos nueve legisladores sí están respaldando proyectos como el de Código laboral y no están en la línea de “afectar al pueblo”. (I)