La Asamblea Nacional rindió homenaje a San Francisco de Quito por sus 489 de fundación con una sesión solemne en la que entregó la Condecoración Dr. Vicente Rocafuerte al pabellón del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, a más de un acuerdo de felicitación y reconocimiento.

La sesión solemne se desarrolló con la presencia de las máximas autoridades de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional, de los organismos de control y concejales de Quito.

El presidente del Parlamento, Henry Kronfle, destacó que Quito es la viva muestra de que sí es posible trabajar juntos por un objetivo común por encima de acentos, costumbres, razas e ideologías. Todos somos ecuatorianos, todos somos amarillo, azul y rojo, dijo.

Publicidad

Invitó a trabajar para construir un Quito y un Ecuador de progreso y bienestar, que Quito más que un hermoso lugar en el mapa, es un símbolo de nuestra historia, cultura e identidad ecuatoriana. Lo que verdaderamente hace grande a Quito es su gente, personas cálidas, trabajadoras y llenas de esperanza, resaltó.

En la ceremonia también participó el alcalde de Quito, Pabel Muñoz, quien invitó a la Función Legislativa a ser parte del proceso de reconstrucción, en donde la independencia de los poderes del Estado exige no politizar la justicia ni judicializar la política.

Indicó que el reto de su gestión es la seguridad en la que está haciendo, dijo, un importante esfuerzo de coordinación; también la protección social en que trabaja desde el desarrollo infantil integral hasta la erradicación de la violencia contra las mujeres y el cuidado de los abuelitos. Igualmente, señaló que están fomentando la inversión y la creación de fuentes de trabajo, como es el caso de la ampliación del Metro.

Publicidad

Antes de la sesión solemne, los funcionarios legislativos participaron de un homenaje a Quito con la banda de música de la Policía Nacional, en el que también estuvo el presidente Henry Kronfle, al ritmo del Chulla quiteño. (I)