El Gobierno ecuatoriano decidió volver a solicitar visado de turismo a los ciudadanos chinos ante el incremento de flujos migratorios irregulares de personas de esa nacionalidad que monitoreó durante los últimos seis meses junto con la embajada de China, afirmó la canciller Gabriela Sommerfeld, este miércoles 19 de junio.

En diálogo con Radio Centro, Sommerfeld explicó que el Gobierno resolvió la suspensión temporal del acuerdo de supresión de visados entre Ecuador y China que estaba vigente desde 2016, debido al incremento del número de chinos que se quedaba de forma irregular en el territorio nacional y al aumento de las estadísticas de chinos que iban cruzando el Darién -una zona situada entre los territorios de Colombia y Panamá- en busca del ingreso irregular a Estados Unidos.

“Es importante destacar que durante los últimos seis meses junto con la embajada de China venían monitoreando el tráfico de ciudadanos chinos hacia el Ecuador, y la sorpresa era que durante los últimos años se había incrementado de forma considerable, pero lo que no era correcto era que de cada dos ciudadanos que ingresaban uno se quedaba de forma irregular en el Ecuador, y se venían aumentando las estadísticas de ciudadanos chinos que iban cruzando el Darién en busca del ingreso irregular a Estados Unidos”, señaló la funcionaria del gobierno.

Publicidad

Sommerfeld manifestó que la situación “obedece solamente a bandas delictivas del crimen organizado transnacional que trafican migrantes, tratan personas, y la gente se deja engañar”.

Indicó, además, que ninguno de los dos gobiernos están de acuerdo con el tráfico de personas ni con la migración irregular. Pero aclaró que el gobierno de Ecuador puso como plazo al gobierno de China el mes de junio la suspensión de manera temporal del acuerdo de supresión de visados con el gigante asiático si las cifras del tráfico migratorio no se reducían.

“Eso no podía seguir así cuando las cifras nos decían que había un tráfico irregular y una trata de personas y tráfico de migrantes y que solamente estaba favoreciendo a quienes se enriquecían ilícitamente de esta actividad, perjudicando a seres humanos. El Ecuador no va a ser cómplice de eso”, afirmó.

Publicidad

Sin embargo, Sommerfeld no llegó a mencionar si con esta decisión se impedirá a los ciudadanos ecuatorianos en un futuro entrar al gigante asiático libres de visado.

Consultada sobre si la medida del presidente Daniel Noboa debe alcanzar a otros países, expresó: “Por supuesto, siempre que haya estos casos el Ecuador lo va a seguir implementando si es necesario”.

Publicidad

Según datos difundidos por la Cancillería, entre el 2023 y 2024, el flujo de ingreso alcanzó 66.189 y el de salida 34.209, lo que significa que alrededor de 32.000 personas han registrado su entrada, pero aparentemente no salieron del territorio ecuatoriano.

Y añadió que varios informes de organizaciones internacionales e instituciones migratorias indican que “la mayor parte del flujo de ciudadanos chinos se dirige hacia los Estados Unidos, principalmente, a través del Darién”, una zona situada entre los territorios de Colombia y Panamá. (I)