La advertencia se mantiene: si el presidente Guillermo Lasso no cede al pedido de reducir los precios de los combustibles, los movimientos sociales no descartan reactivar las protestas en el país.

Hasta este jueves (25 de noviembre) la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), el Frente Popular, la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y la Confederación de Indígenas Evangélicos (Feine) esperarán la respuesta que dé el Gobierno a su exigencia de que se reduzcan los precios de la gasolina extra y el diésel.

Esa respuesta consiste en que a la gasolina extra se le reduzca su valor en $ 0,45 del actual fijado en $ 2,55; y al galón de diésel $ 0,40 del $ 1,90, para que se expenda en $ 1,50.

Hasta el 25 de noviembre, colectivos sociales esperan tener una respuesta del Gobierno a sus demandas

“Todo depende del 25 de noviembre. Esperaremos hasta el jueves una respuesta, y en el consejo ampliado definiremos la respuesta que daremos al Gobierno”, sentenció Leonidas Iza, presidente de la Conaie, en una declaración pública que realizó el miércoles último.

Publicidad

Este consejo ampliado se convocó para el próximo sábado 27 en la comunidad Unión Base en Puyo (Pastaza), a la que fueron citadas las regionales de la Ecuarunari, la Conaice y la Confeniae, para analizar la coyuntura nacional y las acciones que tomarán, dependiendo de la reacción del régimen a seis demandas planteadas, entre ellas, los combustibles.

Iza relató que en la última reunión con Lasso, que se desarrolló el 10 de noviembre en la Casa de Gobierno, se les dijo que el Estado destina $ 850 millones al pago de subsidios de los combustibles.

Pero que eso “no es así”, pues le entregaron análisis técnicos para que se haga una valoración integral.

Añadió que han esperado siete meses por una aceptación de sus propuestas, por lo que ahora no se los puede acusar de que son radicales o que buscan una desestabilización política.

Publicidad

“El movimiento indígena ha demostrado su voluntad de diálogo, hemos cedido. Estamos asumiendo el 50 % del incremento de los precios, no nos digan que no somos democráticos”, señaló Iza.

Tres de las seis demandas planteadas por grupos sociales fueron acogidas por el Gobierno

El presidente de la Ecuarunari, Carlos Sucuzhañay, dijo que este 25 de noviembre esperan que el Ejecutivo anuncie qué resolvió y de ser favorable a su pedido, que firme el decreto ejecutivo en el que dispone la reducción de los precios.

“En el último diálogo con el presidente Lasso le pedimos que piense y medite; él dijo que en un plazo de 15 a 20 días tendría una resolución, porque van a analizar y resolver. Si ellos aceptan esa decisión, los sectores sociales nos sentaremos a trabajar con el presidente de la República”, afirmó Sucuzhañay.

Lamentó que pese a que hay otros sectores que son afectados por el alza de la gasolina y el diésel, solo esperan que el movimiento indígena proteste. “Quieren que solo los indígenas estemos en las calles, que muera nuestra gente, que estemos enjuiciados. Me da indignación, porque están sentados viendo televisión, trabajando; y nosotros criticados, enjuiciados, criminalizados, nos tildan de ponchos dorados, vagos, ociosos…”, cuestionó el dirigente de las bases de la Sierra.

Publicidad

En todo caso, en los próximos días continuarán en reuniones comunicando a sus bases lo que se habló con el jefe de Estado, para en el consejo ampliado que se realizará el sábado, en Puyo, definir las medidas de hecho.

“Ahí tomaremos una resolución, pero ojalá el presidente acepte nuestra petición y con eso buscaremos la tranquilidad en el país”, reiteró Sucuzhañay.

Otras de las demandas de los sectores sociales se relacionan con que el mandatario cumpla con su ofrecimiento de condonar las deudas a campesinos en el sistema financiero y que reduzca las tasas de interés de los préstamos; que se respeten sus 21 derechos colectivos; que se declare una moratoria en la actividad extractiva de petróleo y minería.

Antonio Vargas: Lo que sugiero es caminar con el diálogo, y si esto no funciona buscar las estrategias de movilización

Las últimas movilizaciones en contra del Gobierno se registraron entre el 26 y 28 de octubre pasado, que se matizaron por enfrentamientos entre comunidades indígenas con la Policía Nacional y el cierre parcial de varias carreteras del país en Cotopaxi, Riobamba, Imbabura y Pichincha.

Como efecto de esos hechos, el presidente Lasso convocó a instalar conversaciones con la Conaie, el Frente Popular, la Feine y la Fenocin el pasado 10 de noviembre. (I)