El anuncio verbal lo hizo el presidente Guillermo Lasso durante la firma del Memorándum de entendimiento entre el Sistema de Naciones Unidas (ONU) y la Presidencia de la República para combatir la corrupción. Sin embargo, hasta el momento, no se ha plasmado por escrito, ni en dicho documento ni en un decreto ejecutivo, la creación y conformación de una nueva Comisión Anticorrupción desde el Gobierno.

Dicha Comisión, según palabras del mandatario, tendría carácter de “interinstitucional” y se regiría a lo que disponga la “política pública anticorrupción”, que se espera sea emitida por Lasso en las próximas dos semanas, a través de un decreto ejecutivo.

“Presentaré la política pública anticorrupción, que guiará el trabajo de la Comisión Interinstitucional Anticorrupción y su relación complementaria con las autoridades de control. Es un imperativo ético y moral la lucha contra la corrupción”, señaló el mandatario, en su alocución, el 13 de septiembre.

Detección, investigación, enjuiciamiento de la corrupción y recuperación de activos incluye acuerdo entre Gobierno y ONU

La tarde del mismo día, el exvocal del Consejo Nacional Electoral (CNE) y quien será el consejero presidencial para la política pública anticorrupción, Luis Verdesoto, dio más detalles sobre dicho organismo: “La investigación de casos de corrupción va a surgir de la Comisión Anticorrupción y se va a hacer a través de grupos de tareas específicos para cada uno de los casos, sobre todo para los grandes casos”.

Publicidad

Además, que el presidente Lasso presidirá esta Comisión, la cual estará formada por las funciones del Estado, entre otros organismos, y que el secretario será el secretario nacional de la Administración Pública y Gabinete, Iván Correa.

Aunque el Memorándum no habla de la Comisión, sí establece que una de las “áreas específicas” de trabajo será la “generación de alianzas y fortalecimiento de las capacidades de la sociedad civil de los medios de comunicación y del sector privado para promover una mayor responsabilidad social y compromiso cívico y para construir una cultura de integridad y ética en los sectores público y privado”.

Lasso lo explicó así: “Trabajaremos en alianzas con otras funciones del Estado, la sociedad civil, los medios de comunicación, la academia y el sector privado para luchar contra la corrupción y construir una cultura de ética e integridad”.

En campaña, el actual mandatario dijo que esta Comisión estará respaldada por organismos internacionales y por el Gobierno, y que ayudará a “recuperar lo robado y a eliminar la corrupción”.

Uno de los puntos más importantes del Memorándum de entendimiento también es la “detección, investigación, enjuiciamiento de la corrupción, incluyendo asistencia técnica para la identificación y recuperación de activos, así como asistencia legal y cooperación internacional en materia penal contra la corrupción y sus delitos conexos.

Para el coordinador de la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA), Germán Rodas Chaves, es fundamental que la lucha contra la corrupción debe contar con la contraloría social.

Publicidad

“Toda oficina que proviene de las esferas públicas y del poder con el objetivo de luchar contra la corrupción no responde a los intereses de la sociedad civil, sino del poder. De tal manera que allí pueden repetirse los dislates que ocurrieron con oficinas similares que fueron fundadas en otros gobiernos y que fracasaron, incluida la propia comisión con la ONU que no hizo nada y que terminó demandando al Estado por más de un millón de dólares por el solo hecho de haber hecho un reglamento para su funcionamiento (en el gobierno de Lenín Moreno)”, expresó.

Decreto, memorándum y Comisión serán parte de la política anticorrupción del Gobierno

Rodas señaló que habrá que esperar a ver “cómo mismo funciona el tema” e informó que, hace una semana, la CNA entregó una propuesta de varias páginas para un Sistema Nacional Anticorrupción al vicepresidente Alfredo Borrero. Agregó que la CNA “actúa sin que le cueste un centavo al país, no hacemos ni espectáculo ni inmediatismo”.

En tanto, el acusador particular del exvicepresidente Jorge Glas, el catedrático y excandidato a la Alcaldía de Quito César Montúfar, manifestó que la firma del acuerdo con la ONU es “positiva” y debe ser entendido como un “primer paso”.

Montúfar informó que envió una propuesta a Lasso con acciones concretas para hacer de la lucha anticorrupción una “política de Estado de máxima prioridad”. Entre las acciones menciona la conformación de la “Comisión de Extinción de Dominio encargada de la lucha contra la impunidad y la corrupción”, que estaría conformada por las autoridades de la Presidencia de la República, la Asamblea Nacional, la Corte Nacional de Justicia, la Fiscalía General del Estado, la Contraloría General del Estado, el Consejo Nacional de la Judicatura y la Unidad de Análisis Financiero y Económico.

El excandidato a la Vicepresidencia y cofundador de CNA-Manabí, Julio César Villacreses, manifestó que la “auténtica” Comisión Anticorrupción es la que nace desde la sociedad civil y no desde el Estado. “Yo también estoy esperanzado en que la fiscal Diana Salazar meta presos, recupere lo robado; especialmente los atracadores de la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas”, agregó. (I)